Tiempo Total
55 Min
Tiempo Activo
35 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
12

Crepas caseras rellenas de pollo y bañadas en una salsa de leche con caldo de pollo con vino blanco.

Cómo hacerlo

1. Prepara las crepas con una receta de masa básica. Puedes prepararlas y congelarlas con varias semanas de anticipación.

2. Precalienta el horno a 180 °C (350 °F).

3. Derrite la mantequilla en una cacerola a fuego medio. Agrega la cebolla y sofríe durante 2 minutos. Agrega la harina y revuelve muy bien. Agrega poco a poco 1 taza de leche, batiendo con un batidor de globo o tenedor para evitar grumos. Incorpora el caldo, vino y estragón. Cocina la salsa a fuego medio-bajo hasta que se espese, aproximadamente 4 minutos.

4. Coloca las yemas de huevo en un tazón pequeño. Agrega poco a poco 3 cucharadas de la salsa de leche caliente, batiendo para integrar. Luego vierte estas yemas en la salsa, batiendo vigorosamente con un batidor de globo. Cocina durante 1 minuto más y retira del fuego.

5. Vierte mitad de la salsa en un tazón mediano y agrega el pollo. Mezcla bien y sazona con sal y pimienta.

6. Coloca 3 cucharadas de pollo en cada crepa. Enrolla y coloca con el doblez hacia abajo en un refractario rectangular grande. Adelgaza la salsa restante con 1/4 de taza de leche y vierte sobre las crepas rellenas.

7. Hornea en el horno precalentado durante 20 minutos o hasta que la salsa empiece a burbujear.

Tal Vez Te Guste