La mexicana de 31 años nos habla sin tapujos de los gajes de la maternidad y cómo ha hecho para encontrar el equilibrio entre sus mil y una facetas. No te lo pierdas.

Anuncio

A punto de estrenar una nueva película junto a Mauricio Ochmann y triunfando con su canal de YouTube Soy mamá, hablamos con la actriz mexicana Zuria Vega sobre autenticidad,bellezay cómo encontrar el equilibrio familiar perfecto.

¿Qué fue lo que más te atrajo de tu personaje en la película ¿Y cómo es él? (Pantelion Films) cuando viste el guion por primera vez?

Cuando leí el proyecto me llamó mucho la atención que la relación principal sea entre dos hombres. Hoy en día plantear un diálogo distinto entre los hombres es muy importante. Hombres que se vulnerabilizan, que hablan desde otros lugares. Mi personaje es el hilo conductor de la historia y me gustó mucho que en ningún momento está tratado desde crucificar a esa mujer [después de una infidelidad] porque cometió un error, sino concentrarnos en la raíz del problema, en qué la lleva a ese lugar. Habla mucho de la salud emocional, si no estamos bien y estamos rotos por dentro no vamos a estar bien en ningún punto de nuestra relación. [...] [La cinta] no tiene un género concreto, no es comedia, no es drama... Hoy en día la gente tiene ganas de ver propuestas diferentes, tiene ganas de ver un diálogo distinto entre ambos sexos, tiene ganas de ver a la mujer planteada desde otro lugar, creo que llega en muy buen momento esta película.

Metiéndonos en materia de belleza y estilo... ¿cómo es la filosofía beauty que aprendiste en tu casa?

Que menos es más. Mi mamá siempre está arreglada, pero nunca con 80 capas de maquillaje. Aprendí que uno tiene que ser auténtico y encontrar sus gustos, también en cuanto al sentido de la moda, que no tienes que ser igual a todos.

¿Y cómo es tu estilo en cuestión de moda?

Amo los boyfriend jeans, siempre una buena chamarra de cuero, me encantan los tenis y uso muchos bodys, ¡me encantan los bodys! Si te los pones con tacones, te ves arreglada. Si te los pones con jeans, te ves casual. Uno va viendo lo que le gusta, cambiando y aprendiendo. Igual ahora veo mis outfits de hace cinco años y me mato. Uno tiene que ir encontrando su lugar.

¿Cómo es tu rutina de cuidados para la piel del rostro?

Casi no me maquillo en mi día a día, por eso me preocupo todavía más de tener la piel bien. Uso productos de la marca Credentials, que son los que me da mi dermatóloga y es lo único que uso. No uso tantas cosas, pero sobre todo me cuido muchísimo del sol porque me salen manchas si no [lo hago]. Siempre llevo protector.

¿Te ayudas con algún tratamiento?

Me hago microfaciales cada dos o tres meses. No me encanta que me toquen la cara [y estos tratamientos] se hacen con aparatos y son buenísimos.

Estás teniendo mucho éxito con tu canal de YouTube y Podcast Soy mamá en el que compartes experiencias personales de cómo ser madre te ha cambiado la vida. ¿Qué te llevó a empezarlo?

Eso sí que ha sido una sorpresa muy linda porque lo empecé de una forma muy genuina y la verdad ha crecido mucho y me ha llevado a conectar con muchísimas mujeres y muchas causas.

También das consejos sobre temas prácticos como volver a encontrar la motivación para ponerte en forma después del embarazo, ¿cuál es el truco?

Para mí es fundamental hacer ejercicio, creo que si no entras en un círculo vicioso. Si lo hago, salgo con el triple de energía. Hago un entrenamiento que se llama Commando, el equivalente de Bootcamp. Combina mucho cardio y entrenamiento funcional. Antes era mucho de ir al gimnasio, pero desde que soy mamá me funciona mejor tomar clases porque voy una hora, hago lo que tengo que hacer y es un tiempo efectivo.

Confiésanos un secreto que no muchos saben de ti.

Me dan terror los insectos y los animales chiquitos (ratones, lagartijas y parecidos), y que me encanta cocinar, sobre todo postres con mi hija.

¿Qué ideal de belleza te gustaría transmitirle?

La autenticidad. Empezar por la aceptación de ella misma desde chiquita [...] y no ponerle estándares de belleza dictados por la sociedad.