El futuro del diseño ecológico ya está aquí...

By Irene San Segundo
August 28, 2018

No son comestibles, pero casi. Reebok ha lanzado al mercado esta semana unas zapatillas hechas a base de algodón y maíz que son biodegradables. Es decir, una vez han cumplido su función y acaban en la basura, estos tenis se descomponen totalmente, como una cáscara de plátano.

“La mayoría de zapatos están hechos a partir de plásticos derivados del petróleo que se quedan en los vertederos durante cientos de años”, explicaba Bill McInnis, vicepresidente del equipo de innovación Reebok Future, en un post de la compañía en redes sociales.

“Cuando reciclas plástico, sigue siendo plástico, no eliminas el problema”, añadía en el noticiero de CBS. “La clave es cómo eliminar la goma y el plástico del proceso de fabricación y sustituirlo por materiales que crecen en la naturaleza, como el maíz”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La suela de las zapatillas está hecha con maíz y aceite de ricino, mientras que la parte superior se compone de algodón 100 por ciento orgánico. La siguiente meta de Reebok, según McKinni, es crear unas zapatillas que puedan descomponerse completamente en un periodo de seis meses.

Por el momento NPC UK Cotton + Corn, el primer modelo que salió a la venta hace 7 días, ya está agotado.

La compañía de calzado se suma así a la tendencia del sector textil hacia una moda más sostenible y, como dicen desde la marca, “más humana”, uniéndose a las iniciativas de Adidas, que tiene unas zapatillas hechas con plásticos encontrados en los océanos, y Nike, vende otras hechas con piel reciclada.

Advertisement