El actor habló por primera vez en torno al tamaño desproporcionado de su mandíbula e hizo frente a las especulaciones que apuntan a que se puso botox o se hizo algún tipo de arreglo estético en la cara.
Anuncio

Este año, Zac Efron se volvió tendencia en numerosas ocasiones en las redes sociales en torno a lo diferente que luce físicamente, en específico en el área de su mandíbula. El actor decidió hablar por primera vez sobre el polémico tema y aprovechó para desmentir dichas especulaciones.  

En una entrevista con Men's Health, el protagonista de exitosas películas como 17 again  y The Lucky One explicó que si bien su apariencia cambió en los últimos años no fue por botox o cirugía, sino más bien por un accidente que tuvo en casa mientras corría en calcetines.

Efron, de 34 años, sostuvo que se resbaló y golpeó la cara con la esquina de granito de una fuente y hasta perdió el conocimiento. Cuando se despertó, dijo, el hueso de la barbilla le colgaba de la cara. 

Manifestó que tras el aparatoso incidente comenzó a hacer fisioterapia para rehabilitar esta lesión, pero por un tiempo se detuvo. También explicó que los músculos de la cara trabajan juntos "como una sinfonía", pero que debido a el golpe no fue su caso y algunos de los músculos de la mandíbula de su cara [que se usan para masticar] tuvieron que compensar el hecho de que los otros no estaban completamente sanos.

Zac Efron
Zac Efron
| Credit: Jim Spellman/WireImage; John Fleenor/ABC via Getty Images

"Los maxilares simplemente crecieron. Simplemente se hicieron muy, muy grandes", dijo a la revista sin antes aclarar que no permite que los comentarios en Internet le quiten su paz: "Si valorara lo que otras personas piensan de mí en la medida en que pueden pensar que lo hago", agrega, "definitivamente no sería capaz de hacer este trabajo".

Aseguró que ni siquiera sabía que el tamaño de su mandíbula había incendiado las redes sociales hasta que su propia madre lo llamó para preguntarle si se había hecho una cirugía plástica.