Anuncio

Si bien es cierto que en estos tiempos las mujeres tienen más herramientas para mantenerse jóvenes y con buena figura, la verdad es que tener 55 años y lucir tan espectacular como luce la mamá de Gigi Hadid, es un regalo divino. Yolanda Hadid, madre también de Bella y Anwar, fue modelo en sus años de juventud y le heredó su talento a sus hijos, quienes hoy caminan en las pasarelas más importantes del mundo y forman parte de algunas de las campañas más importantes.

Lamentablemente hace unos años la exmodelo fue diagnosticada con la horrible enfermedad de Lyme, lo que la llevó de una mujer segura, fuerte y decidida, a una sin fuerzas y a veces hasta sin ganas de vivir. Sin embargo, Hadid no se dio por vencida y con la ayuda de sus hijos, y muchos tratamientos, se encuentra en mejor estado y mostrando su increíble figura al mundo.

En el pie una foto muy sexy que publicó en su cuenta de Instagram, Hadid expresó lo feliz que está en este momento y reveló que su cuerpo ya no tiene ningún tipo de rellenos y mucho menos implantes.

“55 y sonriendo desde adentro hacia afuera. Finalmente, devuelta a la original del 1964. Viviendo en un cuerpo libre de implantes de seno, rellenos, botox, extensiones y toda la mierda que yo pensé que necesitaba para estar al nivel de lo que la sociedad me condicionó a creer acerca de cómo una mujer sexy debía lucir hasta que la toxicidad de todo eso casi me mata”, escribió Hadid. “Me tomó muchos años de tomar malas decisiones que hice antes de que finalmente encontrara la libertad de la belleza sostenible y la aceptación de mi mejor versión no por los estándares de otras personas sino por los míos. Está en nosotros aprender a amarnos y celebrar nuestra belleza original en todas las edades de manera que vamos pasando esta jornada llamada vida. La belleza no tiene sentido sin salud”.

La verdad es que con rellenos o no, con o sin implantes la exmodelo luce increíble en ropa interior y su piel no se queda atrás. No cabe duda de que sus hijos heredaron su belleza. ¡Bravo Yolanda!