La actriz de The Morning Show ha hecho correr ríos de tinta y no solo por el comentadísimo momento con Brad Pitt

Anuncio

Después de dejar al mundo en shock con su reencuentro con Brad Pitt en los SAG Awards el pasado 19 de enero, donde fueron objeto de todas las miradas, hemos podido saber que el espectacular vestido gris perla de satén que llevaba Jennifer Anniston tenía mucha historia.

La pieza en cuestión es un diseño vintage de John Galliano para Christian Dior que pertenece a la colección primavera verano pret à porter de 1999, ¡ahí es nada! Los tirantes finos, el fruncido en el centro, el tejido revelador… le sentaba como si hubiese sido hecho a medida para ella.

Pero mira lo que tuvo que hacer para conseguir que el traje llegara a la alfombra roja perfecta y sin una arruga.

“Sin arrugas…. Más difícil de lo que parece”, escribía en Instagram junto a esta imagen que fue tomada antes de los premios.

La actriz no suele destacarse por arriesgarse en la alfombra roja. Normalmente confía en grandes nombres como Ralph Lauren, Versace o Dior, como hizo en la última edición de los Golden Globes, y con una paleta de color muy limitada en la que el negro siempre es su favorito indiscutible.

Cabe recordar que uno de los momentos clave de la noche y que todavía hoy tiene Internet enloquecido fue este en el que el actor fue captado en video en el backstage morando con atención al discurso de su ex mujer mientras recogía el premio a mejor actriz dramática por su papel en la serie dramática The Morning Show (Netflix).