La joven diseñadora también usa su talento para ayudar a niños que tienen su misma condición

Por Kika Rocha
Septiembre 14, 2020
Anuncio

Hace poco hice un hermoso viaje por carretera atravesando las montañas de Colombia para conocer una marca creada y desarrollada en la ciudad colonial de Pamplona, Norte de Santander. Se trata de Velazca. Los diseños, y en particular su diseñadora me cautivaron, y  gracias al poder de las redes sociales nos pusimos una agenda y un itinerario para ir a conocer de dónde nace la magia de sus creaciones.

Todo empezó con una bella camisa blanca de algodón con los artísticos trazos de una cara impresos en la espalda. La calidad del diseño, la belleza de la propuesta y el concepto artístico me encantaron. Además adoro coleccionar accesorios y prendas que tengan perfiles femeninos y esta blusa era perfecta. El reto de conocer a su creadora nació así, sin buscarlo. El resto de la historia de cómo llegué a Pamplona lo verán aquí en este vídeo con la cálida entrevista que le realicé en su taller de diseño a Mónica Bachué, de 36 años, y a su equipo de costureras. El fascinante misterio de porqué, para qué y para quiénes pinta sus exóticas caras también lo verán en esta nueva entrega de Los especiales con Kika. 

Credit: Instagram/Kika Rocha
Credit: Instagram/Kika Rocha

Bachué siempre ha soñado en grande y ha logrado demostrarse a sí misma y a quienes la rodean que todo es posible. Nació en Cúcuta, pero fue criada en Pamplona, preciosa ciudad colombiana de origen noble que cuenta con cédula real por la antigüedad de su fundación en 1549. Ella estudió derecho igual que yo, pero el destino y su alma artística la encaminaron por el sendero de la moda, lo que la llevó a crear su empresa la cual genera apoyo e ingresos en un sector de Colombia de importantes emprendedores y negociantes.

Mónica es una sobreviviente de múltiples adversidades, ¡hasta de un huracán!, y hoy se abre campo en el mundo de la moda en un sueño que nació en Los Ángeles, a donde llegó a vivir tras haber pasado por Virginia y Nueva York, donde el huracán Irene inundó su casa y perdió todo en 10 minutos. Como no tenía nada, emprendió otro viaje a California donde se entusiasmó y estudió Diseño de Modas en tejido del Fashion Institute of Design and Merchandising (FIDM) de Los Ángeles. Pero su marca vino a consolidarse años después en las bellas montañas de su tierra colombiana. Con Velazca, esta diseñadora apuesta a usar la moda como un elemento de transformación social y a lograr que sus clientes sientan que merecen y pueden lograr lo que se proponen.

“Quiero que Velazca sea una línea de ropa responsable, que respete el arte del diseño, la tradición de los tejidos y siempre aporte un mensaje inspirador”, afirma Mónica sobre su propuesta.

Cada prenda que fabrica lleva el sello de su historia, de la belleza de alma que se plasma en su exterior, de su nacimiento con un rasgo en su fisionomía que determinó su historia: el labio leporino.

Mucho tiempo después de cautivarme con la camisa del perfil dibujado, vine a darme cuenta que ese rostro pertenecía a un “leporino” como denomina Mónica a sus muñecas pintadas en la tela de sus creaciones. Y así quise conocer más de ella hasta el punto de emprender mi travesía hasta una de las regiones fronterizas al noroeste de Colombia.

Credit: Instagram/Kika Rocha
Credit: Instagram/Velazca
Credit: Instagram/Velazca

La experiencia en moda de Mónica empezó como vendedora de ropa. “Mi mamá me ayudó a venderla en Colombia y en cuestión de un año ya teníamos bastantes clientes, así que abrí una boutique a la que llamé Velazca", contó la diseñadora en una entrevista al diario colombiano La opinión. "La idea era empezar vendiendo ropa y luego producir mi propia marca. Quería ser una diseñadora de verdad. Tuve que trabajar por varios años para poder pagar mi carrera”.

Inicialmente su marca se encaminó por la tradición de los tejidos que lleva Mónica en su sangre. “Mi bisabuelo era tejedor y mi abuela es tejedora. No hay nada más hermoso que sentarse a ver cómo tejen una ruana en un telar mientras tomas un café y comes arepa", comenta la artista.  "Mis diseños nacen siempre de mi historia, de los árboles llenos de musgo, de la irregularidad de los estoraques, de los colores fríos del páramo. De hecho, todas las decoraciones de la boutique Velazca han sido basadas en nuestras tradiciones y mis colecciones reflejan mucho de nuestra tradición de tejido en Norte de Santander”.

Hoy día el aspecto más hermoso de la misión de Mónica y su marca es el componente social que está ligado a su vida.

“Tengo cicatrices en mi rostro como resultado de 13 cirugías reconstructivas de labio leporino”, nos dice esta atractiva mujer para quien sus cicatrices son un sello de fuerza y belleza, y quien desde hace muchos años está vinculada a la organización Operación Sonrisa, asistiendo a las jornadas de cirugías reconstructivas de pequeños bebés que como ella tienen esta condición genética. También los apoya económicamente con sus diseños creando la colección de blusas y camisetas bajo el nombre “Leporinos”. Con cada venta de esta colección, la diseñadora apoya la organización donando el 5% de las ganancias.

Credit: Instagram/Velazca
Credit: Instagram/Velazca

Otra de sus prioridades ha sido ajustar su marca a la pandemia y también está creando maravillosas mascarillas o cubrebocas donde su toque artístico no puede faltar.

Para ella lo importante es ser fiel a su esencia y cambiar el mundo de manera positiva, una sonrisa a la vez. Eso sí, la vida le ha traído muchas recompensas y enseñanzas.

Credit: Instagram/Velazca
Credit: Instagram/Velazca

“Siempre hice planes a largo plazo, pero la vida me ha enseñado que todo puede cambiar en un segundo. En estos últimos años perdí muchas cosas, mi matrimonio, mi casa con un huracán, mis amigos”, Confiesa Bachué, quien admite que luego de todo eso, ganó un sentido y un propósito además de miles de nuevos amigos. “Creo que todo eso fue un buen entrenamiento para entender que la mejor forma de planear mi futuro es siendo lo mejor que pueda hoy”.

Quienes hemos apoyado causas benéficas como las operaciones de labio leporino sabemos apreciar lo que vale una sonrisa. Si esta historia y esta bella marca te conmovieron conoce más en Velazca.com