Entérate de cómo esta innovación puede transformar tu rostro. ¡El Dr. Campos nos cuenta!
Anuncio

Con el paso del tiempo y la exposición solar continua, nuestra piel sufre y lo demuestra mediante la aparición de manchas, áreas enrojecidas, pequeñas venitas, poros dilatados, arrugas y un engrosamiento de la capa más superficial de la piel que le da un tono más amarillento y apagado, no solo en el rostro sino también en cuello, escote y manos. 

Nuestro experto colaborador en cuestiones de piel y envejecimiento, el Dr. Campos, nos comparte toda la información que debemos conocer sobre el tratamiento antiedad con pulsos lumínicos también conocidos como IPL o luz pulsada intensa.

¿En qué consiste?

Los foto-faciales, también conocidos cómo terapia IPL, se encuentran entre las opciones más populares para tratamientos antienvejecimiento no invasivos. IPL significa Luz Pulsada Intensa, una tecnología que utiliza pulsos cortos de luz láser de amplio espectro dirigidos sobre la superficie de la piel. Desarrollada en la década de 1990, se ha demostrado que la IPL revierte los signos visibles del envejecimiento de la piel al disolver las células de la piel dañadas o descoloridas y aumentar la producción de colágeno para crear tejido conectivo y brindarle a la piel una apariencia firme y saludable.

¿Qué beneficios tiene?

Hoy en día, este tratamiento se utiliza para tratar una amplia gama de condiciones de la piel, entre las que se encuentran problemas de rosácea, acné activo y las marcas que pueden dejar en los pacientes. Es muy efectivo igualmente contra el melasma, en la reducción de poros dilatados y lesiones vasculares. Además, ayudan con las líneas finas, arrugas, el tono y la textura de la piel.

¿Cómo funciona el IPL?

Los tratamientos IPL son sencillos. Primeramente, se aplica un gel frío en la zona a tratar y por donde se pasa el dispositivo de mano que envía pulsos de luz de amplio espectro a las capas profundas de la piel. Debido a que esta luz pulsante llega a la piel a nivel molecular, no hay incisiones ni inyecciones. La gama de ondas de luz en un tratamiento de IPL se dirige a la melanina y la hemoglobina en la piel, liberando estos puntos de hiperpigmentación y manchas. Las ondas de luz IPL también calientan suavemente las capas más profundas de la piel. Esto estimula la producción de colágeno, lo que reduce la aparición de líneas finas, cicatrices y arrugas. A diferencia de los láseres, IPL produce más de una longitud de onda de luz pulsante. Como resultado, la IPL puede tratar una variedad de afecciones de la piel al mismo tiempo.

¿Es doloroso?

Las molestias son mínimas, así que no se requiere anestesia. Cuando el flash IPL toque la piel, sentirás un pequeño chasquido o picadura, pero todos mis pacientes lo toleran fácilmente.

¿Quién es el candidato ideal?

La mayoría de las personas son candidatos al tratamiento con IPL. Siempre debes tener una asesoría previa con un profesional, ya que este tratamiento no está recomendado para personas muy sensibles a la luz, aquellos que se han bronceado recientemente, si usan una crema de retinoide, o aquellos que tienen la piel muy oscura. Tampoco es indicado para mujeres embarazadas, si padeces de una infección activa de la piel o si tomas medicamentos para otras condiciones que puedan hacer la piel más sensible a la luz.

¿Cuál es su costo?

Oscila entre $200 a $300 dólares por sesión. Para que obtengas los mejores resultados del tratamiento con IPL, generalmente se recomiendan de tres a cuatro sesiones programadas con cuatro semanas de diferencia.

Una última recomendación…

A diferencia de los láseres, que pueden causar que la piel se pele y posiblemente deje cicatrices, los tratamientos con IPL son muy suaves para la piel. Aunque las áreas tratadas pueden enrojecerse levemente es algo normal y desaparece muy pronto así que el paciente puede regresar a sus actividades cotidianas. Como siempre, acude a un profesional certificado para que encuentren juntos la mejor solución para tu caso y así puedas lucir tu mejor piel sin importar la edad.