August 11, 2017 10:55 AM

El café, como el aceite de coco o el aguacate, es otro de esos ingredientes que siempre has tenido en casa y que de repente se ponen de moda en el mundo de la cosmética por los beneficios naturale que aportan. Ahora le llega el turno a uno de los más antiguos elementos de nuestra dieta que no paramos de ver en cremas, exfoliantes y suplementos. Sigue leyendo para descubrir cuatro beneficios cosméticos del café que te harán introducirlo en tu rutina de belleza ya.

Poder Antioxidante: El café es concentrado con antioxidantes, especialmente en un grupo que se llama flavonoides. ¿Por qué los antioxidantes son imprescindibles en cualquier rutina antiedad? Porque nos ayudan a combatir los radicales libres, agresiones externas como los rayos del sol, la contaminación, suciedad, etc. que son los principales causantes del envejecimiento prematuro de la piel.

Un extra de brillo:  Desde Nyakio, una firma de cosmética que se basa en ingredientes que usaban las tribus indígenas africanas, explican que una exfoliación con café puede ayudarte a conseguir ese toque de brillo natural que tu piel necesita. Puedes hacerte un exfoliante casero que deje tu piel más luminosa mojando granos de café con agua filtrada y un poco de sales Epson. Si no tienes tiempo para hacerlo tú misma, prueba el Kenyan Coffee Face Polish de esta marca que está elaborado con café keniano, aceite de jojoba y manteca de karité, que es muy hidratante.

Reduce la hinchazón: Cuando amaneces con los ojos hinchados a causa del estrés o de no haber dormido lo suficiente, un remedio casero es guardar los posos del café que tomas por la mañana, dejarlos enfriar y después aplicarlos sobre el párpado inferior. Se dice que aplicada directamente sobre la piel la cafeína ayuda a constreñir los vasos sanguíneos, reduce la hinchazón y te ayuda a hacer que tus ojos parezcan más despiertos.

Combate la celulitis: Este quizá sea el uso más popular del café en cosmética y es que las marcas que lo incluyen en sus cremas anticelulíticas aseguran que la cafeína estimula el flujo sangíneo y ayuda a reafirmar la piel. En cualquier caso, ya sabes que el único truco para ver si realmente funciona es ser muy constante y aplicarlo en las zonas como muslos y glúteos todos los días. Si además lo haces con un masaje en círculos ascendentes, aún mejor.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Tal Vez Te Guste

EDIT POST