Sigue estos consejos para renovar los productos que utilizas para cuidar tu piel y presume una tez luminosa y rejuvenecida esta temporada.

Anuncio

Así como en otoño cámbianos la ropa de nuestro clóset y comenzamos a sacar las chaquetas, los abrigos y las botas altas, también deberíamos cambiar los productos de nuestro tocador por otros más apropiados para la bajada de temperaturas. 

Con la gran cantidad de marcas de belleza que inundan el mercado, a veces es complicado elegir cuáles serán mejores para satisfacer las necesidades de nuestra piel, pero hay algunas líneas que debemos tener en cuenta sí o sí, y que nos ayudarán a encontrar la rutina perfecta para nosotras. 

Si sigues estos consejos a la hora de renovar los productos para el cuidado de tu rostro, conseguirás que el glow del verano te acompañe el resto de la temporada y lucir una piel fresca, rejuvenecida y saludable sin esfuerzo.

1. Utiliza limpiadores en bálsamo o en aceite.

Estas fórmulas son más emolientes que las espumas y cremas, perfectas para hidratar a la vez que eliminan las impurezas. Esto ayuda a que cuando en el exterior hace frío y en el interior está puesta la calefacción, la piel mantenga la humectación. Busca uno que además contenga antioxidantes, como la vitamina C, para proteger el rostro de los agresores externos como la polución. 

2. Emplea un exfoliante suave 1 o 2 veces a la semana.

Exfoliar elimina las células muertas que se han acumulado durante el verano, mejora los daños causados por el sol y suaviza la textura de la piel a la vez que la prepara para absorber mejor el resto de productos que conformen tu rutina, como sueros y cremas. 

tips Rutina belleza otoño
Credit: Aja Koska

3. Obtén un extra de hidratación con mascarillas faciales de hoja (sheet masks).

Es una manera sencilla y relajante de recibir una dosis concentrada de ingredientes que penetran en profundidad y sellan la humectación para mantener un look saludable y revertir el daño de la deshidratación a la vez que combatir los signos de envejecimiento.  

4. Atenta a los ingredientes

Opta por una hidratante para el rostro enriquecida con ingredientes que además de humectar, protegen y restauren la barrera de protección natural de la piel, como las cerámidas. Estos elementos reponen los lípidios de la dermis y fortalecen esa barrera. Otros ingredientes valiosos son el propóleo, la miel y el colágeno

5. Convierte la bruma facial en tu mejor amiga.

Este producto multiusos ayuda a calmar la piel irritada por el frío o la sequedad del ambiente, aliviar posibles picores derivados del uso de la mascarilla o los eccemas, o simplemente darte un aspecto revitalizado cuando lo necesites. Muchas además son estupendas para sellar el maquillaje. 

6. ¡No olvides el bloqueador solar!

Puede que los rayos del sol no estén tan presenten como en verano, hay menos horas de luz y son menos intensas, pero siguen ahí. Los rayos UVA y UVB son la principal causa del envejecimiento prematuro de la piel, así que el mejor producto antienvejecimiento es este. Así puedes prevenir arrugas y líneas de expresión además de proteger tu piel de problemas más serios como el cáncer de piel.