Madison Gulliver, una niña de 7 años, de quemó la piel luego de ponerse un tatuaje de henna negra.

By Pía Velasco
August 24, 2017 04:57 PM

A estas alturas de la vida, ¿quién no se ha hecho un tatuaje de henna? Es una alternativa fácil al tatuaje verdadero y es un divertido recordatorio de las vacaciones u ocasiones especiales. Sin embargo, puede llegar a ser  peligroso si uno no tienen cuidado.

Madison Gulliver, de siete años, estaba de vacaciones con su familia cuando le pidió a sus padres si se podía hacer un tatuaje de henna. Los padres le dijeron que sí y llevaron a su hija a un salón dentro del hotel en el que se quedaban para que se lo hagan.  Según reporta HelloGiggles, al poco tiempo Gulliver empezó a quejarse de que le picaba el diseño y luego le empezaron a salir una serie de ampollas dolorosas desde por encima del codo hasta los dedos.

Los padres, alarmados, la llevaron al hospital.

La quemadura le ha dejado una cicatriz permanente, según reporta la publicación británica Metro.

¿Pero por qué causa eso la henna?

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La henna natural es sana de usar, ya que esta hecho únicamente de hojas pero hay variaciones de los tatuajes temporales que llevan químicos que pueden llegar a ser muy tóxicos.

En el caso de la henna negra esta lleva la p-fenilendiamina, un químico que se encuentra en algunos tintes de cabello y este puede llegar a quemar la piel.

Ahora, esto no significa que no pueden disfrutar de los populares tatuajes temporales. Sin embargo, la próxima vez asegúrense de que realmente sean lo que dicen que son.

Advertisement


EDIT POST