March 07, 2017 03:33 PM

Los desfiles de Chanel siempre dan mucho qué hablar. No solo por los espectaculares diseños que se presentan en la pasarela sino por el extravagante escenario que crean. En shows anteriores ya hemos visto crear decorados que nos situaban en la terminal de un aeropuerto y en otra ocasión desde Roma nos transportó a París, pero ¿se imaginan una estación espacial? Eso fue exactamente lo que recreó el director creativo de la marca Karl Lagerfeld, y el resultado fue, literalmente, fuera de este planeta.

El emblemático Grand Palais de París se convirtió en una estación espacial donde un cohete de tamaño real, ubicado en el centro de la pasarela, inició su “despegue” para cerrar con broche de oro la presentación de la colección prêt-à-porter de otoño/invierno 2017-2018, dejando a los presentes impresionados.

En el show, titulado Chanel Ground Control, se presentó una futurística colección donde reinó el negro, las plumas y los cortes vanguardistas. Además de que se vieron conjuntos y vestidos de tweed muy al estilo clásico de la firma, estas piezas tenían toques muy modernos y estampados espaciales complementados con llamativos accesorios como guantes metálicos, elaboradas vendas en la cabeza y botas cubiertas de brillo.

 

 

Getty Images

SUSCRÍBETE A NUESTRO  BOLETÍN

Como es de costumbre, varias celebridades se sentaron en primera fila para disfrutar de uno de los shows más esperados del año. Esta vez vimos a las modelos Lily Rose Depp, hija del actor Johnny Depp, y a Cara Delevingne al igual que los cantantes Pharrell Williams y Rita Ora.

Como siempre hace al final del show, Lagerfeld salió a la pasarela de la mano de su ahijado Hudson Kroenig.

 

Tal Vez Te Guste

EDIT POST