Con las restricciones por la pandemia cada vez son más los diseñadores que renuncian al desfile tradicional y buscan nuevas maneras de presentar sus colecciones

Por Pilar Sopeséns
Diciembre 16, 2020
Anuncio

Con las medidas de seguridad adoptadas ante la COVID-19, muchas firmas de moda se han cuestionado la celebración de los desfiles tradicionales para presentar sus nuevas colecciones. Hace unos días, Chanel presentaba sus diseños a puerta cerrada con una única espectadora en un castillo francés. Ahora es otra de las grandes casas francesas, Saint Laurent, la que ha decidido poner tierra, y mucha, de por medio.

El escenario elegido por Anthony Vaccarello para presentar la colección verano 2021, ha sido nada más y nada menos que ¡el desierto! Fuera del calendario parisino, lejos de la Torre Eiffel y de las primeras filas repletas de celebridades, Saint Laurent apostó por retransmitir el desfile por redes sociales.

Titulado "I wish you were here", el impactante desfile comenzó con una modelo con un diseño muy sobrio en color negro, el tono estrella que predominó en el show, caminando por lo alto de una duna. Un camino complicado si tenemos en cuenta los altísimos tacones que lucieron algunas modelos que salieron exitosas de esta exótica pasarela.

La colección mostró diseños minimalistas y austeros, con telas fluidas, bodies ajustados, tops cortos y shorts combinados con otras prendas más masculinas como las chaquetas largas; y otras piezas con voluminosas mangas y detalles de plumas, transparencias y volantes de tul. También trajes de dos piezas con cinturones y camisas de grandes solapas. Aunque el negro fue el protagonista, vimos pequeñas pinceladas de tonos tierra, blanco, rojo e incluso un estampado floral en verdes y amarillos. Una esencia femenina y clásica.

El desfile contó con un final impresionante, con el desierto de noche y una línea de fuego marcando el camino.

En algunos planos aéreos del desfile se puede atisbar la enormidad del desierto y la sensación de dunas infinitas, mientras que las modelos parecen pequeñas hormigas que siguen un rastro entre la arena. Vaccarello rindió homenaje a la libertad de movimiento en ese sueño de un viaje por el desierto sin restricciones, ahora que muchos países están sometidos a un confinamiento forzado.