Entérate de los mejores métodos y los riesgos de este procedimiento popular para cambiar la forma de tu nariz.

Por Laura Acosta
Mayo 03, 2021
Anuncio

Tener una nariz perfilada y estéticamente perfecta es el deseo de muchas personas, pero someterse a una cirugía es costoso y requiere tiempo de recuperación, así que no es de extrañar el auge de la rinoplastia no quirúrgica. Es probablemente que hayas visto los antes y después en las redes sociales, algunos tan sorprendentes que podrías confundirlos con los resultados de la rinoplastia clásica. Es por eso que le pedimos al doctor Daniel Campos que nos contara todo lo que necesitas saber sobre las opciones no quirúrgicas existentes para mejorar la apariencia de tu nariz.

¿Por qué se ha popularizado este procedimiento?

La rinoplastia no quirúrgica, como se ve en las redes sociales, ha cobrado un auge sin precedentes ya que parece ser rápido y fácil, pero no es un tratamiento que debes tomarte a la ligera. Dependiendo de la técnica que se use, pueden ocurrir complicaciones, las cuales pueden ir desde muerte de la piel de la nariz hasta ceguera permanente. De hecho, estas complicaciones están aumentando en todos los ámbitos a medida que estos procedimientos ganan popularidad.

¿Qué es la rinoplastia líquida?

Esta técnica de remodelación temporal de la nariz consiste en inyectar acido hialuronico en el área para lograr ocultar imperfecciones a través del volumen que el relleno proporciona. Aunque parece un procedimiento sencillo y con fantásticos resultados, este tratamiento tiene un alto grado de presentar serias complicaciones, por lo cual yo me niego a ofrecerlo en mi oficina o recomendarlo, porque los riesgos pueden ser catastróficos.

¿Cuales son los riesgos?

La rinoplastia liquida trae consigo un potencial real de complicaciones importantes al inyectarse la nariz, pues solo tenemos una arteria en esta área del rostro. Las arterias terminales alrededor de la nariz incluyen las que alimentan cada una de las retinas del ojo, lo cual causaría ceguera inmediata si accidentalmente se inyecta ácido hialurónico en ellas. Además, una obstrucción en estos vasos sanguíneos podría privar a la piel de oxígeno, provocando su descomposición y muerte en el transcurso de varios días.

¿Cómo se hace una rinoremodelación con hilos tensores?

Esta técnica igualmente temporal ofrece una alternativa más segura para aquellos que buscan mejorar la apariencia de su nariz. En este caso, se insertan fibras de PDO, el mismo material usado en las suturas quirúrgicas. Así se crea volumen y mejora la apariencia de la nariz. Estos hilos tienen un sistema de enganche que permite levantar la nariz de forma física, ofreciendo una alternativa efectiva para aquellos que desean levantar la punta de la nariz.

¿Qué se puede esperar después del tratamiento?

Después de la rinoplastia no quirúrgica, es posible que observe dolor, hinchazón y enrojecimiento donde se insertó la inyección. Dentro de una hora o dos, debería comenzar a asentarse. El enrojecimiento debe comenzar a disminuir y podrá ver mejor los resultados deseados.

¿Cuánto dura el efecto?

La mayoría de los rellenos se disolverán dentro de seis meses. Por su parte, los hilos PDO comienzan a disolverse a los seis meses, pero pueden durar un año o más. Los resultados de una rinoplastia no quirúrgica nunca son permanentes.

¿Cuánto cuesta?

Los costos varían según el tipo de técnica, el proveedor que elija y la cantidad de material que se necesite para hacer la corrección. Puede esperar pagar alrededor de $800 a $1,500, según estimados de la Sociedad Estadounidense de Cirujanos Plásticos.

Una última recomendación…

Al considerar la rinoplastia no quirúrgica, debes buscar a un proveedor de salud que tenga las calificaciones necesarias y experiencia con este procedimiento específico. Si realmente te molesta la apariencia de tu nariz, debes consultar con un cirujano plástico experimentado, el cual te puede recomendar qué hacer para obtener los resultados que buscas y minimizar los riesgos de efectos secundarios.