¿Qué son los procedimientos O-Booster y P-Booster? El Dr. Campos nos explica
Anuncio

El plasma rico en plaquetas (PRP) es una frase de moda en las industrias de la belleza y la estética en estos días. Además del famoso facial vampiro, ¿Sabías que el plasma posee usos más discretos que incluyen las partes íntimas femeninas y masculinas? Nuestro experto colaborador en cuestiones de piel y envejecimiento, el Dr. Campos, nos habló de los procedimientos llamados O-Booster y P-Booster.

¿De qué tratan?

El plasma rico en plaquetas se usa para rejuvenecer– posee fines curativos y ayuda a estimular los factores de crecimiento en el proceso de reparación produciendo colágeno. El O-Booster™ consiste en una inyección de gel hecho de PRP en la vagina para estimular, dar vitalidad al aparato sexual femenino y hacer que las mujeres tengan orgasmos más intensos. Al aplicar esta inyección de plasma el tejido se hace más saludable, ya que se nutre con todas las propiedades y beneficios del PRP.

Por su parte, el P-Booster™, es uno de los procedimientos de medicina regenerativa que permite el aumento de la vascularización del pene, así como la mejora constante de la calidad de las erecciones. Este método tan natural y sin ayuda de la cirugía, se realiza directamente a través de la aplicación del plasma rico en plaquetas. Una técnica que permite la liberación de los factores de crecimiento y la correcta formación de vasos sanguíneos y colágeno. 

¿Cómo se aplica?

Al igual que un tratamiento PRP utilizado para otros tratamientos estéticos y terapéuticos, el procedimiento implica tomar una muestra de sangre del cuerpo (generalmente del brazo o algún otro lugar no invasivo) y colocarla en una centrífuga para aislar el plasma rico en plaquetas. Si bien la solución de PRP se puede aplicar tópicamente, este tratamiento requiere que se inyecte en el cuerpo del pene o de la vagina.

Cuando llega el momento de las inyecciones, el área se adormece durante unos 15 minutos con un anestésico tópico. Luego, el gel de PRP se inyecta en múltiples áreas. Causa un dolor mínimo, pero casi no se siente.

Es preciso destacar que, en el caso del procedimiento para los caballeros, hoy en día rara vez se hace solo.  La terapia de aspiración al vacío puede ayudar a estimular y hace que la circulación del área aumente, mientras que el PRP las alimenta con nutrientes. La combinación de P-Booster y la terapia de ondas de terapia de aspiración al vacío es un dúo popular. Es principalmente para pacientes que aspiran a aumentar el tamaño del miembro eréctil.

¿Posee efectos secundarios?

Los efectos secundarios pueden incluir hematomas e hinchazón en los lugares de inyección, pero desaparecen en unos días. Eso sí, es importante esperar 24 horas antes de tener cualquier tipo de relación sexual, incluyendo la masturbación debido a la hinchazón.

¿Cuál es su costo?

El precio de los tratamientos O-Booster y P-Booster oscilan entre los $400 y $600 por sesión. Ten en cuenta que, por lo general, para ambos sexos, se recomienda realizarse tres sesiones para lograr así los mejores resultados.

Una última recomendación…

Los tratamientos O-Booster y P-Booster son una excelente opción para aquellos que buscan revitalizar su salud sexual. Ambos son ambulatorios y el tiempo estimado de la sesión es de máximo 30 minutos. Es importante saber que están contraindicados en pacientes con problemas de coagulación. Así mismo la diabetes y colesterol elevado disminuyen el resultado del tratamiento. Pero definitivamente, son alternativas no quirúrgicas excelentes para ayudar a mejorar la vida sexual de todos.