El Dr. Campos nos descubre un nuevo tratamiento no quirúrgico que transformará esta área de tus piernas.

Anuncio

La piel flácida y arrugada de las rodillas es parte del proceso de envejecimiento. Sin embargo, podemos prevenirlo con un procedimiento no quirúrgico que trabaja para construir colágeno con el tiempo, levantar el tejido y producir resultados instantáneos. Nuestro experto colaborador en cuestiones de piel y envejecimiento, el Dr. Campos nos explicó todo sobre este proceso.

¿Por qué se arrugan las rodillas? 

La caída de la piel de la rodilla afecta a muchas personas, independientemente de su condición física o edad. Esta flacidez se debe a la pérdida de fibras elásticas, colágeno y masa muscular que no es exclusivo de las personas mayores. Otros factores como la gravedad, el estrés, las fluctuaciones de peso, los cambios hormonales y nuestra propia genética hacen mella en nuestra piel.

¿Cómo se corrige? 

Existe una técnica no quirúrgica llamada "Knee Instalift" o "Levante Instantáneo de Rodillas", que mejora la laxitud de la piel y los primeros signos de flacidez en las rodillas. Hasta ahora, no existía ningún método mínimamente invasivo, pero esta técnica de vanguardia proporciona un levantamiento inmediato, estiramiento y contornos de apariencia natural con un tiempo de inactividad mínimo y sin cicatrices. Es una excelente opción para los pacientes que no desean someterse a una cirugía.

¿En qué consiste el "Knee Instalift"? 

Comienza identificando, marcando y adormeciendo (anestesia local) las áreas de tratamiento deseadas. Se realiza usando suturas absorbibles Silhouette InstaLift que están unidas a agujas muy delgadas que son insertadas con precisión, en el punto en el que se quiere que ocurra el levantamiento y ajuste. Una vez que las suturas se insertan debajo de la piel, se activan los conos que forman parte de la sutura para anclarla, lo que eleva y reposiciona la piel y proporciona una elevación visible e "instantánea" del tejido.

¿Quién es un buen candidato? 

Este procedimiento es la solución ideal para cualquier hombre o mujer interesado en renovar la apariencia de sus rodillas sin cirugía. Eso sí, hay que tener en cuenta que la condición de la piel juega un papel importante en el éxito del tratamiento así que personas de muy avanzada edad o con exceso de flacidez no obtendrían óptimos resultados.

¿Es doloroso? 

No, se inyecta una solución anestésica local en el área a tratar, para que los pacientes estén cómodos. Durante la duración de este procedimiento no invasivo, los pacientes están despiertos y pueden ver resultados inmediatos en tiempo real.

¿Cuál es el tiempo de recuperación? 

Varía según las condiciones únicas de cada paciente y las áreas tratadas. El tiempo de inactividad después del tratamiento suele ser mínimo. En algunos casos, los pacientes pueden experimentar hematomas o inflamación por unos días. A menudo, puede producirse pequeños "hoyuelos" o abultamiento en la piel durante un máximo de 2 a 4 semanas a medida que la piel comienza a tensarse con los hilos recién insertados.

¿Cuánto cuesta? 

El costo varía según las necesidades de cada paciente y la cantidad de suturas necesarias. En general se colocan cuatro suturas por rodilla y el costo aproximado por sutura es de $300. Los costos de cualquier tratamiento estético varían según quien los realiza y la región del país donde resides.  

Una última recomendación… 

El procedimiento "Knee Instalift" debe ser realizado por un proveedor experimentado, que sepa cómo utilizar técnicas de levantamiento con suturas para obtener un levantamiento balanceado. La experiencia, la habilidad meticulosa y una visión artística del profesional son esenciales para garantizar la colocación de las suturas en las profundidades adecuadas para lograr el resultado deseado.