Fue precisamente la reina saliente quien decidió quitarle la corona a la mujer y ponérsela a la primera finalista.

Por Yolaine Díaz
Abril 07, 2021
Anuncio

Es bien sabido que además de mucha belleza y talento, los certámenes de belleza están siempre rodeados de mucho drama, celos y envidia, pero a veces esos sentimientos se salen de control. Hemos escuchado historias en las que las participantes han encontrado sus vestidos completamente destruidos o que ven cómo otras chicas les hacen la vida imposible porque las consideran su competencia. Ahora bien, el caso de la nueva Mrs. Sri Lanka World es uno de los más controverciales.

Resulta que, durante el más reciente certamen de dicho país, Pushpika De Silva fue elegida como la nueva reina, pero al parecer una de las presentes no estuvo de acuerdo con la decisión de los jueces y se atrevió a arrancarle la corona de la cabeza a la ganadora.

Caroline Jurie, quien ganó este mismo certamen en el 2019 y fue la encargada de ponerle la corona a De Silva, subió a la tarima justo antes de que se terminara el certamen para expresar su sentimiento ante la decisión de los jueces.

"Hay una regla que dice que tienes que estar casada y no divorciada", dijo Jurie acerca del certamen que se ha estado llevando a cabo desde 1984 y el cual le da la oportunidad a mujeres casadas de cumplir el sueño de representar a su país en un certamen de belleza. "Por eso estoy tomando los primeros pasos para decir que esa corona va para la primera finalista".

La reina de belleza entonces se dirigió a la nueva ganadora y sin pena alguna le arrancó la corona y se la puso a la primera finalista, causando de inmediato un revuelo entre los presentes y por supuesto haciendo que la ganadora se fuera avergonzada sin decir ni una palabra. Horas después, De Silva eligió su cuenta de Facebook para expresar su sentir ante la situación.

"Al momento en que escribo esto, digo responsablemente que no soy una mujer divorciada. Si estoy divorciada, los reto a que muestren mis papeles de divorcio", escribió De Silva, quien además admitió que el incidente la dejó con heridas en su cráneo. "Aunque esa simbólica corona fue arrancada de mi cabeza, les quiero informar que ya he tomado las acciones legales necesarias por esta injusticia e insulto que se llevó a cabo. Una reina real no es una mujer que le arrebata la corona a otra mujer, sino una mujer que secretamente le arregla la corona de otra mujer".

Por su parte, Chandimal Jayasinghe, director de Mrs. Sri Lanka World, aseguró que la organización está muy avergonzada con lo sucedido y que la corona le será devuelta a De Silva.

"Estamos muy desilusionados", expresó Jayasinghe durante una entrevista con la BBC. "Fue una vergüenza la manera en que Caroline Jurie se comportó en la tarima y la organización de Mrs. World ya empezó una investigación".