Resucita tu melena, cejas y pestañas con este sencillo ingrediente que no necesitas ni mezclar con otros

Por Irene San Segundo
Marzo 11, 2020
Anuncio

Aunque quizás has oído hablar del aceite de ricino a tu madre y tus abuelas, si no conoces todos los beneficios de este ingrediente natural de tradición milenaria esto te interesa. También conocido como aceite de castor, castor oil en inglés, proviene del fruto de un arbusto que se conoce como Palma Christi, y es fácil de reconocer por sus semillas de color rosado y con pinchos.

Descubrimos todos los detalles, propiedades y usos que se le pueden dar a este fruto en materia de belleza gracias al libro An Atlas of Natural Beauty (Simon & Schuster), de Victoire de Taillac y Ramdane Touhami, una biblia de ingredientes naturales, historia y belleza que deberías tener en tu biblioteca si amas la belleza más tradicional.

Uno de los usos más populares del aceite de ricino es en el cabello. Y es que su alto contenido en ácido rinoleico, un ácido graso muy viscoso que es buenísimo para mantener el cabello hidratado y fuerte y además tiene el poder de reducir la inflamación como pocos. Además tiene mucha vitamina E que ayuda a tus células a combatir el estrés oxidativo.

¿Cómo utilizarlo? Según recomiendan los dos expertos en belleza natural, es tan sencillo como aplicarlo directamente sobre la piel con una gasa y dejarlo actuar durante la noche. Si vas a usarlo para estimular el crecimiento de las pestañas o las cejas, puedes untar bien un cepillo de cejas o rímel usado (Pero muy limpio y sin restos de maquillaje) y aplicarlo sobre cejas y pestañas cada noche. ¡Verás qué cambio!

An Atlas of Natural Beauty (Simon & Schuster) está disponible en librerías Barnes & Noble y en la web de la tienda que ambos tienen en París, Buly 1803. buly1803.com