El Dr. Campos nos cuenta todos los secretos de la belleza microbioma

Anuncio

Los probióticos están más populares que nunca y con razón, ya que promocionan todo tipo de propiedades que equilibran el intestino. Pero ¿sabias que existen nuevas cepas de probióticos que trabajan de afuera hacia adentro en forma de productos cosméticos? Nuestro experto colaborador en cuestiones de piel y envejecimiento, el Dr. Campos nos cuenta sobre estos productos de belleza llamados "belleza microbioma" que están repletos de bacterias beneficiosas que prometen aliviar la inflamación, fortalecer la barrera de la piel e incluso disminuir el acné.

¿Qué es la "belleza microbioma"?

"Belleza microbioma" es un conjunto de productos que contienen probióticos, prebióticos y postbióticos los cuales ayudan a la piel a lograr su balance natural. Pero para entender mejor repasemos las diferencias entre estos tres componentes claves: los probióticos, prebióticos y postbióticos.

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son bacterias vivas (del tipo bueno) y levaduras que tienen beneficios claves para la salud general de nuestro sistema digestivo. Se encuentran en yogures y suplementos y tienen la capacidad de bloquear infecciones y equilibrar las bacterias en el intestino para combatir la hinchazón, los calambres estomacales y otros problemas.

¿Qué son los prebióticos?

Los prebióticos son las sustancias que proporcionan nutrientes para los probióticos vivos. No benefician directamente a la piel, pero permiten que ciertos probióticos beneficiosos prosperen.

¿Qué son los postbióticos?

Los postbióticos son subproductos de la fermentación producidos por bacterias que son buenas para la salud. Si las bacterias de la piel no producen suficientes ácidos grasos o péptidos, un producto tópico con ácidos grasos puede estimularla.

¿Cómo actúa la "belleza microbioma" en la piel?

De manera similar a cómo los probióticos tratan y previenen problemas en el estómago, las versiones tópicas tienen efectos calmantes en la piel y aprovechan las bacterias buenas para ayudar a que las células florezcan. Cuando tu barrera cutánea está feliz, puede regular la producción de grasa, mantenerse hidratada y defenderse de los radicales libres que son la causa más común del envejecimiento de la piel.

¿Pueden ayudar a las pieles sensibles?

Los probióticos tienen la habilidad de reconstruir y fortalecer la barrera de la piel. La piel sensible puede tardar un tiempo en repararse después del daño, pero incorporar probióticos a su régimen de cuidado de la piel ayuda a acelerar el proceso.

También ayudan a regular la respuesta inmune (o inflamatoria) natural de la piel, lo cual significa que se mantiene el equilibrio y la piel se vuelve menos reactiva.

Entonces, si tu objetivo es una piel más fuerte, puede valer la pena invertir en una rutina de cuidado de la piel con probióticos.

¿Pueden ayudar a las pieles contaminadas?

Los radicales libres como la contaminación tienen la capacidad de acelerar el envejecimiento y quitarle a la piel su resplandor saludable, pero cuando se aplican tópicamente, los probióticos pueden aumentar la defensa natural de la piel contra estos agresores.

Una dosis de probióticos tópicos puede calmar la respuesta inmune que estimulan la contaminación y el estrés, previniendo el daño al colágeno, elastina y células sanas. Piense en ellos como un escudo contra dichos agresores ambientales.

¿Pueden ayudar a las pieles con acné?

Los estudios han encontrado que los productos que contienen lactobacilos (un tipo de bacteria que generalmente se encuentra en el yogur) son efectivos para tratar el acné, y esto es algo que cambiará totalmente la forma en que abordamos este problema común de la piel en el futuro. En los próximos años, el acné no se tratará con antibióticos sino con probióticos ya que tiene mucho más sentido alimentar a las bacterias buenas y privar de nutrientes a las malas, en este caso, las bacterias del acné.

Una última recomendación…

Tu piel está repleta de bacterias buenas que trabajan como barrera protectora. Muchos factores pueden reducir los niveles de estas bacterias, aumentando el riesgo de acné, rosácea, eczema y arrugas. La ciencia cada vez más sólida detrás de la "belleza microbioma" muestra que los probióticos, prebióticos y postbióticos puede ayudar a estimular el microbioma de la piel para lograr un cutis más saludable y radiante.