Hubo cambios en el protocolo real y al príncipe se le permitió usar la indumentaria militar que se le había prohibido para la vigila junto al féretro de su abuela. ¡Tenemos todos los detalles!
Anuncio

Tal y como vimos en estos días plenos de luctuosas procesiones y ceremonias en sentido homenaje a la fallecida monarca Isabel II de Inglaterra, su querido nieto el príncipe Harry no había lucido el tradicional uniforme militar para acompañar a su familia en dichas actividades.

Esto se debía a que el príncipe no es miembro activo de la familia desde que anunció en el 2020 que él y su esposa Meghan Markle se desvincularían de sus puestos oficiales en la realeza. Por tal motivo no se le había permitido usar su uniforme a pesar de haber servido en el ejército británico durante 10 años y realizado dos giras operativas en Afganistán.

El pasado 14 de Septiembre vimos a un conmovido Harry caminar al lado de su hermano el príncipe William quien sí lucía su tradicional uniforme, mientras que él le acompañaba elegantemente vestido de saco leva con sus medallas militares expuestas en la solapa de su traje, mientras hacía parte de la procesión del ataúd de su querida abuela que se trasladaba desde el Palacio de Buckingham hasta el Salón de Westminster.

Prince William y Prince Harry - Queen Elizabeth Funeral
Credit: Mark Cuthbert/UK Press via Getty Images

Hoy sábado 17 de septiembre todo cambió tras la noticia difundida el jueves pasado de que el protocolo fue alterado por órden y deseo del rey Carlos III quien solicitó que el atuendo del duque de Sussex para la velación de la monarca en Westminster Hall fuese la indumentaria del ejército británico.

La incertidumbre sobre si Harry acataría este deseo se incentivó luego de que ayer viernes un portavoz del mismo duque expresara su deseo de que la atención se mantuviese en las honras fúnebres de la monarca y no en su indumentaria: "El príncipe Harry, Duque de Sussex, usará un traje de mañana durante los eventos en honor a su abuela", decía el comunicado. "Su década de servicio militar no está determinada por el uniforme, por lo que respetuosamente solicitamos que el enfoque permanezca en la vida y el legado de su majestad la reina Isabel II".

Finalmente hoy, durante la conmovedora vigilia cualquier duda referente a su elección de vestuario se disipó cuando el duque de Sussex se presentó junto a su hermano el príncipe de Gales luciendo con orgullo su uniforme como oficial de las Fuerzas Armadas británicas tal como lo reportó la revista People.

Fueron los ocho nietos de su majestad: el principe William, el príncipe Harry, la princesa Eugenia, la princesa Beatrice, Zara Tindall, Peter Phillips, Lady Louise Windsor y James, el vizconde Severn, quienes la velaron conmovidos en este icónico recinto. William estuvo ubicado a la cabeza del ataúd, mientras que Harry estuvo a los pies del mismo.

Queen Elizabeth II's Grandchildren Mount Vigil At Westminster Hall
Credit: Aaron Chown-WPA Pool/Getty Images

El resto de los nietos de la reina, asistieron vestidos de abrigo y traje de gala oscuro para el velorio. William estuvo flanqueado por Zara y Peter, y Harry junto a Beatrice y Eugenie, con Louise y James en medio del ataúd.

Y así se resolvió esta incógnita de vestuario en el sobrio Westminster Hall que tuvo en vilo a los curiosos observadores del protocolo formal. Ya veremos si el príncipe repite su indumentaria este lunes 19 de septiembre en el funeral de Estado.

En todo caso Harry, duque de Sussex con su simple presencia envió un especial mensaje al mundo entero que va más allá de los protocolos, las etiquetas y las formalidades, pues lo que vale es estar presente.