La Mujer de fuego viajó a Colombia para grabar su nuevo video musical. Las imágenes de la artista en unos looks propios de modelo dieron lugar a miles de reacciones.
Anuncio

Cuando Olga Tañón dice que va a hacer algo, lo hace. La artista se tomó más en serio que nunca su salud y su bienestar y el esfuerzo ha dado resultados.

Después de años batallando con su peso, decidió recurrir a la operación del balón gástrico para poder bajar esas libras que no terminaban de irse de la manera tradicional.

La operación no es milagrosa, como bien ha repetido la puertorriqueña, hay que acompañarla con buena alimentación y ejercicio, pues de no hacerlo se corre el riesgo de volver al punto de partida.

Eso es algo que ella no está dispuesta a permitir, de ahí su impresionante cambio físico del que no cesan de hablar sus seguidores. Especialmente en los últimos días y con sus más recientes looks de infarto.

Olga Tañón
Olga Tañón
| Credit: IG/Olga Tañón

Desde Colombia, país donde se encuentra rodando y trabajando sin parar, ha compartido unas imágenes de cómo está siendo este viaje.

Vestida en sus mejores galas en uno de los rincones de Medellín, Olga causó auténtico furor y conmoción con su estilizada figura. Como le dicen algunos de sus fans, parece una adolescente. Entre bailes, colores y música, la artista demostró pasar por su mejor momento.

En colores fucsia, verdes y azulados, Olga se dejó vestir con unos conjuntos que llamaron poderosamente la atención y marcaron sus curvas peligrosas.

"La cuerpa", "Toda una reina", "Estás increíble, ejemplo para muchas", "Increíble de bella", "Diosa", "Mujer admirable", "Guerrera que nos inspira", "Te ves regia", le expresaron tan solo una pequeña parte.

Cantante, esposa, amiga y, sobre todo, madre, Olga siempre está dispuesta a darlo todo por todos. Ahora también a ella misma. Ese mimo y cuidado a su cuerpo y su salud es también una de sus prioridades. Su historia es un ejemplo probado de que el sacrificio, llevado con paciencia y amor, tiene frutos así de satisfactorios. No es fácil, per sí posible.

¡Deseando ver y bailar al ritmo de tu nuevo trabajo, querida Olga!