Por Yolaine Díaz
Octubre 15, 2018
Anuncio

Como ya sabíamos, lamentablemente a principios de año Sears anunció que cerraría decenas de tiendas debido el poco rendimiento que tuvieron en el 2017. Y es que los tiempos han cambiado y las tiendas que antes eran un símbolo en este país han ido desapareciendo. Durante el 2018 tanto Sears como Kmart, que también pertenece a la compañía- han ido cerrando varios establecimientos para así mejorar sus finanzas y reestructurar su plataforma digital. Sin embargo, al parecer estos esfuerzos no han dado muchos frutos, por lo que la compañía decidió declararse en bancarrota.

Sears Holding Corp, presentó una solicitud de bancarrota en una corte de White Plains, Nueva York y de la misma manera lo hizo Kmart Holding Corp.

Según los documentos, Sears tiene una deuda de $300 millones y están planeando cerrar unas 142 tiendas antes que se termine el año.

“El capítulo 11 (mediante el cual la compañía presentó la petición) la dará a [Sears] la flexibilidad de reforzar su hoja de balance, permitiéndole a la compañía acelerar su estratégica transformación”, dijo Edward S. Lampert, presidente de Sears. “Nuestro meta es lograr una reestructuración efectiva lo más pronto posible trabajando de cerca con nuestros acreedores y estar en una mejor posición ejecutar nuestra estrategia y prioridades”.

Aunque ya hace varios años que la compañía ha estado haciendo cambios para mantener las tiendas en pie, la realidad es que la última vez que tuvieron un año rentable fue en el 2010.

Kmart ha estado enfrentando los mismos problemas. De hecho en el 2005 cuando ambas compañías se unieron, existían unas 3,500 tiendas entre las dos. Ahora solo quedan unas 700 después de que cierren otras tantas en noviembre.