En la semifinal de Tu cara me suena (Univision), la cantante mexicana se transformó en Margarita la diosa de la cumbia.
Anuncio

Esta segunda temporada de Tu cara me suena (Univision) ha estado cargada de muchas emociones y de concursantes muy talentosos, entre ellos Michael Stewart, Kika Edgar, Manny Cruz y Helen Ochoa. Otra que también ha dejado todo en el escenario es Ninel Conde, quien cada semana ha sorprendido con sus presentaciones. Eso sí, ningunas de sus apariciones anteriores se comparan a lo que hizo esta semana.

Resulta que en la gala de este domingo, Conde tuvo la oportunidad de hacerle un homenaje a Margarita Vargas, mejor conocida como Margarita la diosa de la cumbia y su actuación dejó a todos boquiabiertos. Y es que además de que cantó muy bien uno de los éxitos de dicha cantante, estaba irreconocible con la transformación que le hicieron en la que ocultaron por completo su increíble figura y su rostro, haciendo así mucho más creíble su actuación.

"Tranquilo mi bombón, no te equivocaste de cuenta", escribió Conde junto a un set de fotos que publicó en su cuenta de Instagram. "Fue realmente un honor para mí haber caracterizado en esta sexta gala de Tu cara me suena a esta hermosa mujer".

Ninel conde en tu cara me suena
Credit: Instagram/Ninel Conde/Tu cara me suena
Ninel conde en tu cara me suena
Credit: Instagram/Ninel Conde/Tu cara me suena

Tanto los jueces, los presentadores y los televidentes no salían de su asombro al verla en el escenario luciendo casi idéntica a Vargas con un vestido rojo que llevaba una capa con estampado cloral, el que combinó con una larga cola de caballo y un maquillaje con tonos tierra en los ojos. Pero lo más increíble fue la prótesis facial que le colocaron la cual la dejó irreconocible. Todavía no salimos del asombro porque nunca la habíamos visto así.

Ninel conde en tu cara me suena
Credit: Instagram/Ninel Conde/Tu cara me suena
Ninel conde en tu cara me suena
Credit: Instagram/Ninel Conde/Tu cara me suena

Lo mejor de todo fue que la propia intérprete de cumbia la sorprendió en el escenario y la acompañó a cantar, llevando a Conde hasta las lágrimas. Sin duda, uno de los momentos más emotivos de la noche.