Anuncio

Después de poner el mundo de la alta moda del revés con sus colecciones inspiradas en McDonald´s y Barbie, Jeremy Scott lo ha vuelto a hacer. El rey del kitsch ha tomado un icono de los 80 y 90 como son los dibujitos de My Little Pony y los ha convertido en los protagonistas de su colección primavera/verano 2018 que presentó ayer en Milán.

Entre las encargadas de desfilar con los míticos caballitos de colores sobre la pasarela estaban Bella Hadid, Charlotte Free y Kaia Gerber, la hija de Cindy Crawford que se ha estrenado este año como modelo estrella de los desfiles más prestigiosos.

En este desfile mostró su lado más punk, combinando la camiseta estampada con ponys y arcoiris con medias de rejilla, cazadora de cuero y una falda de plumas y tul en azul celeste.

Ese aire punk también impregnaba toda la colección, con muchos accesorios y calzado en cuero negro cubierto de tachuelas, y hasta boinas y pulseras cubiertas de pinchos.

Además de los detalles que hemos podido ver en el desfile, también está ya a la venta una colección cápsula exclusivamente dedicada a los ponys que Jeremy Scott, el director creativo de Moschino, ha diseñado en colaboración con Hasbro y que puedes conseguir en la página web de Moschino.

Desde fundas para iphone a ropa interior, bolsos, mochilas, sudaderas, vestidos hasta bikinis, puedes hacerte con todo un armario inspirado en tus dibujos favoritos. Eso sí, los precios no son para niños.

Las fundas para el teléfono cuestan $75, puedes encontrar vestidos o camisetas a partir de $250 y la joya de la colección, un bolso de $1,995 para la que se lo pueda permitir.

Mientras tano, ¡soñar es gratis!