En el momento de su muerte, la modelo británica acababa de cumplir 50 años.

Por Yolaine Díaz
Enero 07, 2021
Anuncio

Este año ha sido difícil para todos, en especial para las personas que mucho antes de la pandemia ya tenían problemas de salud mental. Esta situación ha sido mucho más difícil para ellos, incluso muchos han tenido que recurrir a tratamientos más fuertes y hay otros que han decidido terminar con sus vidas. Una de las personas que tomó esta drástica decisión fue la supermodelo Stella Tennant, quien se suicidó justo antes de Navidad.

“Nos sentimos agradecidos con todas las muestras de cariño, simpatía y apoyo que hemos recibido desde la muerte de Stella”, dijo la familia de la modelo al periódico The Telegraph. “Ella era un alma hermosa, muy querida por su familia y amigos. Una mujer sensitiva y talentosa, cuya creatividad, inteligencia y humor tocó a muchos”.

Credit: Victor VIRGILE/Gamma-Rapho via Getty Images

La causa de la muerte de la maniquí fue confirmada por la familia dos semanas después de que encontraran su cuerpo en su casa en Duns, Escocia, días después de haber cumplido 50 años. Según su familia, Tennant había estado batallando con su salud mental por un tiempo, pero nunca se imaginaron que tomara tan drástica decisión.

La modelo británica era muy respetada y querida por muchos en la industria, incluyendo a Anna Wintour, quien en un comunicado enviado a la revista People dijo: “Durante toda su carrera en la industria permaneció como una figura de fascinación e inspiración para las nuevas generaciones. Durante muchos años Stella fue una increíble colaboradora y colega para muchos de nosotros”.

Credit: Scott Heavey/Getty Images
Credit: PAT/ARNAL/Gamma-Rapho via Getty Images
Credit: Jeff Spicer/BFC/Getty Images

Tennant empezó su carrera en la década de los noventa y trabajó junto con modelos como Naomi Campbell, Kate Moss y Claudia Schiffer en desfiles de las marcas más prestigiosas, entre ellas Chanel, Balenciaga, Alexander McQueen, Valentino y Versace. De hecho, en 1996 se convirtió en la imagen de Chanel. Le sobreviven su esposo, el fotógrafo francés David Lasnet, y sus cuatro hijos. ¡Que descanse en paz!