Con estos looks ambas mujeres dejaron muy en claro que tienen muy presente a los latinos

Anuncio

Este pasado sábado nos levantamos con la noticia de que Joe Biden se había convertido en el nuevo presidente de Estados Unidos y Kamala Harris vicepresidenta, haciendo así historia como la primera mujer en ocupar este cargo. Y como era de esperarse, el nuevo presidente y la vicepresidenta llegaron hasta la cede principal del partido demócrata en Wilmington, Delaware para celebrar el tan anhelado triunfo.

Junto a ellos también llegaron sus respectivas parejas, la ahora primera dama, la educadora Jill Biden y el esposo de Harris, el abogado Douglas Emhoff. Pero más allá de ver y disfrutar el triunfo del partido demócrata, los ojos estaban puestos en los looks de Biden y la vicepresidenta, quienes para nuestra sorpresa eligieron diseñadores latinos para esta gran noche.

Jill Biden, look, vestido oscar de la renta
Credit: Carolyn Cole / Los Angeles Times via Getty Images
Jill Biden, look, vestido Oscar de la renta

Biden llevó un elegante vestido negro con estampado floral de la colección Resort 2020 de Oscar de la Renta. Recordemos que el fallecido diseñador dominicano fue favorito de varias primeras damas, entre ellas Jacqueline Kennedy-Onassis, Hillary Clinton, Nancy Reagan, Laura Bush y Michelle Obama. Al parecer sus sucesores, Laura Kim y Fernando García, seguirán con la tradición. Y es que es cuando una primera dama lleva una pieza, es casi seguro que se venda como pan caliente, tal y como pasó en esta ocasión en el vestido que llevó Biden, el cual se agotó de inmediato.

La vicepresidenta no se quedó atrás y lució impecable con un conjunto blanco de pantalón y chaqueta, de la colección Resort 2021 de Carolina Herrera. Durante su carrera, los diseños de Herrera, quien se retiró en el 2016, también se convirtieron en una constante entre las esposas de los presidentes. Entre las primeras damas que han llevado sus piezas están Laura Bush, Hillary Clinton, Michelle Obama y Melania Trump. Ahora la marca se puede dar el lujo de decir que uno de sus diseños también lo llevó la primera vicepresidenta de Estados Unidos.