By People Staff
May 16, 2017 01:52 PM

Este artículo se publicó originalmente en People

A los detractores de la familia Kardashian-Jenner les encanta decir que estas chicas solo son famosas por ser famosas, pero el emporio multimillonario de cosméticos de Kylie Jenner dice lo contrario. En tan solo dos años, la más joven de la familia ha convertido el que un día fue su atributo más tristemente célebre en su máquina de hacer dinero, lanzando una compañía de belleza online con montones de productos que se agotan al instante de ser puestos a la venta y que parece que no hace más que crecer. Como ella misma ha revelado en una nueva entrevista para Fast Company, su modelo de negocio no ha triunfado por accidente y se debe en gran medida a su destreza en las redes sociales.

Cualquiera que conozca la marca Kylie Cosmetics reconocerá instantáneamente esos rectángulos perfectos que se pinta en la piel para mostrar los colores de su último lanzamiento. Pero la directora ejecutiva de belleza tiene algo que confesar sobre cómo consigue en realidad esos momentos perfectos de Snapchat.

“Todo el mundo sabe que cuando lanzo un nuevo producto en Snapchat estaré desaparecida durante la siguiente hora y media”, dice. “Estoy correteando  por mi casa buscando la luz perfecta y las muestras perfectas. Mi señora de la limpieza, uso su brazo para mis Snapchats. Tiene el mejor brazo para muestras. Es tan amable y se sienta con el brazo preparado y me deja hacerle cualquier cosa. Me preocupo mucho por cómo se ven mis productos cuando la gente los ve por primera vez”.

Puede que muchos fans se sientan traicionados al descubrir que el brazo lleno de pruebas de color que han estado deseando no pertenece a “King Kylie” (su nombre de usuario en Instagram), pero la CEO adolescente dice que la inspiración para crear sus productos es algo muy personal.

Cuando le preguntaron por qué quiso dedicarse al mundo del maquillaje, Kylie lo explicó así de sencillamente. “No puedo salir de casa sin barra de labios. Todo el mundo estaba muy interesado en saber el color que llevaba, pero nada era perfecto para mí. Entonces pensé, “¿por qué no hacer mi propio kit de maquillaje para labios con un delineador y una barra de labios?”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La dinámica que sigue con todas sus nuevas creaciones sigue una línea de pensamiento similar, como ella dice. “Siempre estoy pensando en lo que quiero  y lo que creo que la gente quiere. Por ejemplo, el aroma de las barras de labios, siempre supe que quería algo dulce. Estaba en el laboratorio, me dieron 12 opciones y elegí mi favorita. Después hicimos el porcentaje: ¿quieres un 50 o un 75 por ciento de aroma?, ¿lo quieres fuerte o suave?. Llevó mucho tiempo. Después en Instagram, estoy en mi cuenta de Kylie Cosmetics todo el día, eligiéndolo todo. Tiene que ser perfecto”. Casi tan perfecto como esas muestras que pinta en el brazo de su paciente señora de la limpieza.

Advertisement


EDIT POST