La actriz mexicana mostró todo el proceso a través de sus redes sociales.

Anuncio

Hace 9 años, cuando recién comenzaba a despegar su carrera como actriz, la presión del medio llevó a Michelle Renaud a pasar por el quirófano para operarse los senos. “Era una niña bastante insegura porque mi mamá y mi papá me hicieron plana”, se sinceró.

Lo que pensó en su momento que era una ‘muy buena decisión’ ‘porque los doctores siempre me dijeron que no corría ningún riesgo y que el implante no te hacía nada al cuerpo’, terminó por pasarle factura.

“Los implantes sí hacen daño, sí son tóxicos y sí te generan muchos síntomas de los cuales nadie habla”, reconoció Michelle.

Es por eso que la protagonista de exitosas telenovelas de Televisa como La sombra del pasado e Hijas de la luna tomó recientemente la decisión de quitárselos.

Con el objetivo de crear conciencia sobre los daños que pueden ocasionar los implantes en el cuerpo y al mismo tiempo invitar a las mujeres que la siguen a aceptarse tal cual son, la actriz mexicana documentó todo el proceso a través de sus redes sociales.

La operación, según contó Michelle en el vídeo que compartió en Instagram, duró más de tres horas ya que el cirujano pasado que le había hecho el cambio de los implantes le había dejado una cápsula adentro y era necesario retirarla. Y fue todo un éxito.

“No hay nada más importante que la salud y esta sociedad nos ha enseñado que tenemos que tener bubis para ser felices y la verdad es que no”, dejó claro la estrella mexicana.

Para la actriz fue fundamental contar con el apoyo de su familia y en especial de su pareja Danilo Carrera a la hora de tomar la decisión de quitarse los implantes.

“Fue muy importante para mí”, reconoció. “No tener que escuchar a nadie que me cuestionara el quitármelas ni que me dijera que me iba a ver mal plana”.

michelle-renaud-senos.jpg
Así quedaron los senos de Michelle Renaud

Hoy la protagonista de telenovelas no puede estar más contenta con sus senos al natural.

“Soy creo que la más plana que existe en el planeta y estoy muy contenta con mi cuerpo, es un rollo de autoestima y de madurez que vale la pena mejor trabajar en casa y no en el quirófano”, concluyó Michelle.