Anuncio

El estilo de las primeras damas siempre es noticia, pero el caso de Melania Trump es especial. Desde que su esposo Donald Trump asumió la presidencia han sido varios los diseñadores que se han negado a vestirla, entre ellos Marc Jacobs, Phillip Lim, Tom Ford y Humberto León, el codirector creativo de Kenzo, quien llegó a decir que nadie debería vestirla. “Si ella compra tu ropa, deberías decir que no la apoyas”, declaró en su propia cuenta de Facebook según reporta la revista New York Magazine.

También hay algunos diseñadores que no tienen ningún problema en que la esposa del presidente lleve su ropa, como Tommy Hilfiger o Diane Von Furstenberg y muchos otros que no se han pronunciado al respecto. Ajena a la polémica y después de 7 meses en la Casa Blanca, Melania va marcando su estilo y está claro que lo que se pone se convierte en tendencia.

Prueba de ello es este vestido amarillo, gris y beige firmado por Josep Font, director creativo de la firma española Delpozo, que la mujer del exempresario neoyorquino escogió para su regreso a la residencia presidencial después de sus vacaciones y que se ha agotado en menos de 24 horas.

Según hemos podido comprobar en la tienda online Moda Operandi, el vestido que se vendía originalmente por 2,300 dólares y había sido rebajado hasta 782, ya aparece como agotado.

Esta es la segunda ocasión en los últimos meses que la primera dama luce uno de los diseños de esta marca. La primera vez fue en su visita oficial a Polonia, donde optó por otro colorido vestido azul y que, según reportó el diario El País, se vendía por un precio de 2,500 euros.

Según el mismo medio, los representantes de la firma aserguraron que ellos no se lo cedieron. “Se lo compró ella, no tenemos más datos. Es probable que en una tienda como Bergdorf Goodman o Sack´s”. ¿Habrá hecho lo mismo esta vez?