Una doctora comparte sus mejores tips para que evites la resequedad de la piel durante los meses de frío.

By Yolaine Díaz
November 22, 2019 07:41 AM

Cuando llegan los meses de frío tenemos que preparar nuestro closet con las prendas necesarias para la temporada, para así evitar morir de frío cuando la temperatura baja mucho. Eso sí, no importa cuánto te abrigues, la piel siempre sufre los estragos del inclemente frío. Por eso nuestra rutina de belleza también debe ser cambiada, especialmente el humectante que usas para la cara, al igual que tu crema de cuerpo. Durante el otoño y el invierno la piel tiende a sentirse más seca y a verse más opaca. Así que es necesario usar productos que la humecten profundamente, le depositen vitaminas y la dejen luciendo como en las mejores épocas de verano.

Hablamos con la doctora Jaimie Glick para que compartiera algunos consejos fáciles y efectivos para que tengas una piel hidratada, saludable y radiante durante los meses de otoño e invierno.

1- No tienes que bañarte todos los días, especialmente si sufres de eczema. Los baños frecuentes con agua resecan la piel. De hecho, estos solo maltratan tu piel a largo plazo. Si necesitas bañarte diariamente, hazlo rápido y con agua no muy caliente.

2- Un hidratante con caramidas es extra hidratante y puede mejorar la apariencia y la textura de la piel que se reseca durante el invierno. Usar aceite de coco también es excelente para mantener una piel saludable y con glow. Pero esto no se debe usar en las pieles que son propensas al acné.

3- Cambia tu humectante. Los más ligeros y las lociones son ideales para los días húmedos del verano. Pero durante el invierno la piel requiere una hidratación intensa y es mejor usar una crema más espesa o con más consistencia para mejorar la capa protectora de la piel y evitar la resequedad y la descamación.

Daily Moisturizing Body Lotion, de AmLactin. $11.99. Amazon.com.

4- Limita la exfoliación con esponjas o con químicos como ácidos hidróxidos o retinol, [especialmente en el rostro].

5- Usa un humidificador. Esto mantiene la humedad en el aire y previene la pérdida de agua en tu piel.

Advertisement