Por Yolaine Díaz
Octubre 30, 2018
Anuncio

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍNTodo lo que haga y se ponga Meghan Markle es tema de conversación entre sus miles de fanáticos alrededor del mundo. Y es que desde que la actriz estadounidense se casó con el príncipe Harry, su vida cambió rotundamente y desde entonces tiene muy poca privacidad. Cada paso que da la duquesa de Sussex es documentado por decenas de fotógrafos y las fotos son publicadas en cientos de páginas webs alrededor del mundo. Pero no podemos negar que lo que más le interesa a las mujeres son los atuendos que luce Markle en cada una de sus apariciones.

La duquesa siempre nos deleita con los looks que lleva y en esta su primera gira oficial como parte de la realeza no nos ha defraudado. La hemos visto con vestidos casuales pero supercoquetos y otros más sobrios y elegantes, sin dejar atrás ropa supercasual que le queda igual de fabulosa. Pero en su más reciente aparición en Nueva Zelanda nos volvió a sorprender y no por el estilo de su ropa sino porque era una que ya le habíamos visto.

Markle llegó a una recepción que les preparó el primer ministro de dicho país en el museo Auckland War Memorial con un hermoso vestido azul marino con falda asimétrica de Antonio Berardi, zapatos grises de gamuza. Es precisamente este modelo el que le habíamos visto a Meghan hace aproximadamente año y medio cuando no teníamos muchos detalles de su relación con el príncipe y solo era conocida como la actriz de la serie Suits.

En ese entonces la duquesa acudió a un partido de polo donde participaba su ahora esposo y tenía el mismo vestido pero con zapatos negros, una chaqueta blanca encima de los hombros, un bolso de bolas.

No cabe duda de que Markle no tiene reparos en usar sus piezas favoritas más de una vez igual que cualquiera de nosotras y también que su cuñada Kate Middleton quien es la reina de repetir atuendos. ¡Bravo por ambas!