La prestigiosa marca inglesa quemó $38 millones en ropa.
Anuncio

Para muchas amantes de la moda comprar una pieza de diseñador no es fácil. Y es que teniendo en cuenta los altos precios de los diseños, solo las más afortunadas tienen la oportunidad de asistir a los desfiles y comprar lo que más les guste de la colección. Por eso comprar prendas en rebaja o de segunda mano se ha vuelto una costumbre entre muchas mujeres que anhelan llevar ropa fina sin tener que pagar tan alto precio. Por suerte muchas marcas rebajan algunas de sus colecciones y muchas otras veces donan parte de su inventario que luego es vendido para recaudar fondos para alguna organización. Sin embargo, ese no es el caso de Burberry, la marca famosa entre otras cosas por su gabardina crema con interior que tiene el distintivo estampado a cuadros de la marca.

Resulta que en su reporte anual, la marca Burberry admitió que en vez de rebajar o donar la mercancía que no vende, prefiere quemarla. Así como lo lees. La marca inglesa admitió haber quemado mercancía valorada en unos $38 millones y todo para que la marca “no pierda valor”.

Esta acción le ha ganado a la compañía muchas críticas de los usuarios de las redes que no pueden creer que una marca tenga las agallas para hacer esto en vez de donar la ropa o bajarla de precio para que muchas personas de bajos recursos puedan usar su ropa.

Aunque esto ahora está causando revuelo y llevando a Burberry a un lugar poco deseado, según reportes otras marcas también hacen cosas similares para no rebajar la mercancía. De hecho en el 2016 una joven encontró en la basura bolsas de ropa nueva cortada en pedazos de H&M y luego la marca tuvo que pedir disculpas y asegurar que no lo volvería a hacer.

¿Qué opinas de esta acción?