La estrella de US comparte con nosotros los tips de moda y belleza que la han llevado a convertirse en uno de los íconos de estilo más admirados de Hollywood.

By Úrsula Carranza
March 25, 2019 01:04 PM

Con motivo del estreno de la película US conversamos con la actriz keniana nacida en Mexico que siempre deslumbra en la alfombra por sus acertadas elecciones y elegancia natural.

Has trabajado en dramas históricos y películas de superhéroes, entre otros géneros. ¿Cómo fue la experiencia de trabajar en Us?

Fue fantástico. Amo al director, Jordan Peele. Me enamoré de él como director cuando vi la película Get Out-¡la vi 5 veces en un mes!- así que cuando me ofreció la oportunidad, la tomé. Me cambió la vida y siento que crecí como actriz.

¿De qué manera es diferente a tus anteriores roles?

[La película] es mucho más tenebrosa que cualquier cosa que he hecho antes. Además, trabajar en dos papeles simultáneos en el tiempo en el que normalmente te toma interpretar uno fue un reto. Ser la mala fue maravilloso.

¿Han sido meses muy ocupados para ti con el estreno de Black Panther, este y otros proyectos. ¿Cómo te mantienes con los pies en la tierra en medio de la locura de Hollywood?

Creo que tiene que ver con la manera en la que crecí. Era la hija de un hombre famoso, por lo menos en mi mundo, así que eso me ayudó a entender lo que significa ser una figura pública. Mi papá tenía un cargo [importante] y cuando llegaba a casa lo que necesitaba era un masaje en los pies. Así que conozco el lado humano que hay detrás de las figuras públicas. También medito porque es crucial para no perder la cordura y trato de rodearme de familia y amigos.

Con el paso de los años te has convertido en un referente de moda. ¿Cómo eliges lo que te pones?

Trabajo con una estilista increíble que me conoce de una manera que hace que sea fácil poder relajarme y experimentar con la ropa. Todo empieza con una conversación. Hablamos de cómo me quiero sentir y eso cambia dependiendo de lo que esté promocionando, o la razón por la cual estoy en la alfombra. Se trata de lograr un relato coherente. No se trata de obtener un titular ni de llamar la atención, sino de contar una historia y celebrar un aspecto. Empezamos con la ropa y luego basamos el resto en eso. No soy una fashionista estudiada para nada. Me conozco a mí misma y no hago más que navegar el mundo de la moda conmigo como brújula.

¿En este proceso gravitas hacia ciertos diseñadores o tendencias?

A pesar de que amo la moda, no sigo las tendencias. Simplemente hay cosas que provocan una reacción en mí. [Elijo] lo que me llama la atención, haya salido este año o hace quince años. Eso no me importa.

¿A quién le atribuyes tu apreciación por la moda?

A mi mamá. Siempre se cuidaba, se hacía las uñas los domingos. Se esforzaba por vestirse bien, pero siempre cómoda y elegante. Para ella, era como una señal de respeto hacia sí misma y su entorno, y yo quería ser así. Tenía una tía que era más salvaje que mi mamá. Se rapaba la cabeza y se ponía chaquetas de cuero y yo también quería ser como ella. Siento que esas dos mujeres tuvieron una gran influencia en cómo entiendo la feminidad y el estilo. Ser atrevida y elegante son dos cualidades con las que amo experimentar.

Tu piel siempre resalta por tener un glow. ¿Cómo te la cuidas?

Siempre tuve problemas con mi piel. Cuidar de ella y procurar que esté saludable era importante para mí, y mi mamá fue clave a la hora de enfrentar ese reto. Crecí valorando los regímenes de belleza y me inclino hacia un cuidado de la piel más natural. Trato de no usar maquillaje lo más que pueda. También me gusta jugar con [él], así que es un balance de los dos, pero procuro no basarme en el maquillaje para lucir bien. Uso aceite de aguacate, que es hidratante y deshace mi maquillaje más suavemente. Durante el invierno tanto mi piel como mi cabello sufren así que es importante hidratarlos. Tengo la suerte de que mi estilista de pelo tiene su propia línea de productos que cuidan de mi cabello. En el invierno me hidrato doblemente con manteca de karité.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Siempre proyectas mucha seguridad en ti misma, ¿cómo lo logras?

Ha sido un largo camino, pero noté una gran diferencia [en mí misma] cuando me mudé a México. De adolescente, siempre fui muy tímida a la hora de bailar. En México, cuando fui a salones de salsa, la gente bailaba no solo con quien venía acompañada, sino que se intercambiaban parejas. Como me encontraba en un mundo donde nadie me conocía y no sentía presión, me atreví a bailar. La experiencia de [hacerlo] como si nadie me viera realmente me liberó. Las pistas de baile son lugares ideales para no tomarte tan en serio, divertirte y amar la vida. En el momento en el que descubrí el compás de mis pies, me di cuenta de que podía aplicar esa regla en otras cosas de mi vida. Fue muy liberador.

Cortesia de la marca

"Me lo pongo especialmente en mis trenzas". Pure-Fro Moisture Spray, de Vernon François. $32. net-a-porter.com

"[Lo uso] en invierno". Nutrix Royal Body Lotion, de Lancôme. $39. macys.com

"Tengo la piel muy seca… El aceite de aguacate es muy hidratante"

Advertisement