Vas a morirte por estos vestidos hechos a mano en Brooklyn con los materiales orgánicos más finos y el diseño más cool.

Por Irene San Segundo
Enero 09, 2019
Anuncio

Si leíste el alarmante reporte de Naciones Unidas sobre la urgencia de tomar medidas contra el cambio climático, quizás seas una de las muchas amantes de la moda que busca alternativas a la fast fashion, que consiste en la producción de toneladas y toneladas de ropa más o menos barata y diseñada para durar poco y ser rápidamente reemplazada por otra tendencia pasajera.

Lo contrario es la moda slow, también conocida como moda sostenible o consciente y afortunadamente cada vez hay más diseñadores que se suman a este movimiento. Hoy te presentamos Loulette, una marca de vestidos de novia muy especial que fabrica todos sus diseños en Nueva York, con mucho amor y materiales naturales.

“Creemos en la calidad por encima de la cantidad y usamos solo los materiales más finos y las técnicas artesanales más delicadas para hacer prendas que se conviertan en reliquias familiares que pasen de generación en generación”, explican en su página web.

Las diseñadoras detrás de Loulette, Marteal Mayer y LaTimberly Johnson, producen todos sus diseños en Nueva York, a mano y con tejidos en su mayoría orgánicos y evitando el uso de tintes químicos.

Para asegurarse de reducir su impacto medioambiental, la firma colabora con Fabscrap, una empresa de Brooklyn que ese encarga de recoger y reciclar todos los trozos sobrantes de tela que no se usan en la fabricación de los vestidos para que no terminen en forma de montañas en un vertedero.

Además donan parte de sus beneficios, que este año han multiplicado por 3 según confirman en su cuenta de Instagram, a causas benéficas e iniciativas como The Honey Bee Project que apoya la conservación de las abejas y la agricultura local.