By Irene San Segundo
September 04, 2018 09:00 PM

Después de soplar las velas en su 52 cumpleaños, Salma Hayek sigue disfrutando en Italia donde está teniendo lugar estos días el festival de cine de Venecia y donde la actriz mexicana ha recibido el premio honorífico Franca Sozzani por su labor social a lo largo de su carrera.

En la ceremonia de entrega que tuvo lugar en el hotel Belmond Cipriani, la actriz estuvo rodeada de la jet set Italiana y lo más florido del mundo del cine y la moda y eligió, cómo no, un vestido de su diseñador fetiche, el director creativo de Gucci, Alessandro Michele.

En esta ocasión optó por un palabra de honor morado con estampado de flores, un modelo hecho a medida que es una versión larga de un mini vestido que ya vimos sobre la pasarela crucero 2019 de la casa italiana.

Es difícil recordar un tiempo en el que la mexicana asistiera a una alfombra roja o evento con un vestido de otra firma que no fuera Gucci, pero algo tienen los preciosos brocados, los estampados inspirados en la flora y fauna y los lazos en la cintura que Hayek no se puede resistir.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Para su llegada a la ciudad, en barco, como el resto de celebrities, la actriz eligió un outfit de aire otoñal con chaqueta y botas hasta la rodilla en color negro, combinadas con un vestido muy colorido de estilo pañuelo de, una vez más, Gucci.

Durante un evento de día para celebrar la inauguración de los premios de la moda ecológica Green Carpet Awards junto a Livia Firth y Cate Blanchett, entre otras, la activista optó por un look mucho más básico, con jeans, camiseta blanca y blazer, dejando el protagonismo al trío de collares que colgaba sobre su escote.

Y a ti, ¿cómo te gusta más?, ¿en versión casual o de gala?

Advertisement