Tildada de "quinceañera" y de no saber vestir para su cuerpo, la cantante colombiana se sintió "como una reina" en la alfombra y en el escenario con los tres modelos rosas con piedras brillantes que le diseñaron los italianos.

Por Pilar Sopeséns
Noviembre 20, 2020
Anuncio

Si hay una palabra para definir los looks de la cantante Karol G sería "excesivos". Vestidos ajustados, joyas XXL, uñas fantasía, llamativos accesorios y vivos colores forman parte de las prendas habituales de su guardarropa. Siempre eso sí, con un estilo habitualmente deportivo y urbano, incluso en alfombras rojas y eventos especiales.

Por eso nos sorprendió tanto verla aparecer sobre la alfombra gris de los Latin Grammy, que se celebró en Miami, con un vestido de estilo princesa.

“Hace muchos años cuando veía en Tv a mis artistas favoritos mientras soñaba con ser grande en la música, escribí que uno de mis sueños era llegar como princesa a una alfombra roja y sentirme como tal ... No se si es la tendencia o no, no me interesa si le favorece o no a mi cuerpo, para mi se trata de cumplir sueños ... “, escribió la bichota en su cuenta de Instagram.

Credit: Rodrigo Varela/Getty Images for The Latin Recording Academy

Lo cierto es que, nos guste más o menos, el traje es una auténtica obra de arte. Hecho a medida para la colombiana por la firma Dolce & Gabbana, el corsé con escote corazón estaba incrustado con cientos de piedras brillantes en diferentes tonos blancos y rosados. La voluminosa falda de tul, con varias capas, estaba decorada con brillos, manchas de pintura y en el frontal un mensaje escrito a modo grafiti con tinta negra. Según varios fans, se trata de parte de la letra de su éxito Tusa “Que porque un hombre le pagó mal, ya no se le ve sentimental”. Pero lo cierto es que las capas de tul impedían leerlo claramente.

Credit: Rodrigo Varela / Colaborador

La reguetonera añadió en su mensaje de Instagram: “Hoy me sentí como una reina, con el vestido de mis sueños, con un performance mágico, lleno de mujeres poderosas y talentosas y una canción que marco a toda una generación... […] Todo el mundo tiene una opinión pero sigue SOLO la que te hace feliz a ti qué tal vez eso diferente que tienes en tu mente, te haga sobresalir ante los demás. GRACIAS INFINITAS”.

Para completar su look en la alfombra, la cantante utilizó impresionantes joyas de Lorraine Schwartz. Un collar de picos, pendientes de lágrima y anillos ovalados, todo con diamantes rosas, que conjuntaban perfectamente con su vestido.

Credit: Alexander Tamargo / Fotógrafo autónomo

Pero no fue este el único atuendo que los modistos italianos diseñaron para la cantante. Los dos modelos que Karol G utilizó durante su actuación en el show, también llevaban el sello D&G. En un escenario de reminiscencias a la Grecia clásica, con columnas marmóreas y esculturas de unicornio, al estilo del videoclip de su éxito Tusa, un grupo de mujeres músicas tocaban diferentes instrumentos clásicos como el arpa, el violín o la viola. Entonces, la bichota apareció rodeada de musculosos hombres luciendo una increíble capa de brillos fucsia que dejó caer para revelar otro modelito igual de brillante o más que el de la alfombra.

Credit: (Alexander Tamargo/Getty Images for The Latin Recording Academy )

“Hecho a la medida de pies a cabeza por Dolce & Gabbana” compartió el estilista de la cantante Brett Alan Nelson, quien agradeció a todas las personas involucradas en el proyecto y quien fue el encargado de diseñar los místicos conjuntos de las bailarinas. Estas llevaron zapatillas Nike y lentes de sol de Anna-Karin Karlsson.

Para su actuación en la gala, la reguetonera lució un cuerpo transparente adornado con piedras brillantes de diferentes formas y colores en tonos rosados y azules, y otros alargados que colgaban de las mangas como si fueran una cortina de agua cuando la cantante levantaba los brazos. En los pantalones, también profusamente decorados, destacaban las iniciales de la colombiana K y G bordadas en pedrería. Una fantasía rosa hecha realidad.

Credit: Instagram Brett Alan Nelson

Duvan Foronda Perez, quien se encargó de maquillar a la cantante escribió “Toda una princesa” junto a una imagen de la artista en la alfombra. El peinado, deshecho en ondas, fue obra de César De Leön Ramírez.

Aunque la intérprete recibió muchas críticas y algunos señalaron que se había vestido de quinceañera o que el vestido no le sentaba bien a su figura, Karol G se mostró feliz y emocionada tanto con los modelos que lució como con su actuación, dejando claro que la única opinión que debe importar es la de uno mismo.