Anuncio

No, no estamos hablando de sushi si no de Washoku. ¿Washoqué? Se trata de una técnica de cocina japonesa a medio camino entre el tofu y la filosofía que busca encontrar el equilibrio entre el valor nutricional de lo que vas a poner sobre la mesa y su belleza estética.

Si reinterpretas esa teoría desde la cosmética el resultado es Waso, la nueva línea de belleza de Shiseido que se dirige a las pieles más jóvenes y sus problemáticas más comunes: exceso de grasa, sequedad o poros dilatados.

“Menos no es más, es todo”, dice uno de los lemas de la campaña que se refiere a la simplicidad de formulación y diseño de productos como su Clear Mega Hydrating Cream, cuyo ingrediente estrella es la zanahoria- rica en agua y antioxidantes que ayudan a la piel a verse saludable- y se presenta en un frasco naranja, que en Japón simboliza la felicidad y celebración.

Otro ingrediente muy típico en la gastronomía nipona al que ha recurrido Shiseido es el kikurae o hongo gelatinoso blanco. Aunque no suene muy apetecible, los japoneses lo usan tradicionalmente para mantener su piel hidratada. Funciona como una esponja, absorbiendo y almacenando agua para cuando tu piel la necesita.

Para la piel grasa el mejor activo que propone esta línea es la hoja de níspero, que se lleva usando desde hace literalmente siglos en japón para equilibrar los niveles de grasa en la piel. Además de estar formulado con esta planta, su hidratante Color-smart Day Moisturizer tiene SPF 30 y tiene un toque de color para mejorar el tono de tu piel.