La compañía Mattel creó dos fabulosas Barbies para celebrar los 50 años de la modelo.

Por Yolaine Díaz
Octubre 20, 2020
Anuncio

Cuando se habla de las modelos más famosas de todos los tiempos, el nombre de Claudia Schiffer ocupa uno de los primeros lugares en la lista. Schiffer, junto a Naomi Campbell y Cindy Crawford, entre otras, se convirtieron en las caras más icónicas de las décadas de los 80 y 90, y todavía hoy siguen siendo las musas de algunos de los diseñadores más prestigiosos del mundo e inspiración para la nueva generación de chicas que se están haciendo un nombre en dicha carrera. Si bien se retiró de las pasarelas, en los últimos años la hemos visto engalanando las páginas de algunas revistas, al igual que participando en algunos proyectos especiales como la campaña que hizo para Balmain junto a Crawford y Campbell y la aparición especial que hizo en un desfile de Versace. Pero sin duda, ahora que recientemente cumplió 50 años, la modelo lo celebra con un regalo muy especial de parte de Mattel.

La compañía celebra el medio siglo de la modelo creando no una, sino dos Barbies que resemblan su belleza y elegancia, y por supuesto su larga cabellera rubia y sus pronunciados pómulos. Pero más cool es que las Barbies, creadas en colaboración con la modelo, llevan puesto dos looks muy especiales. La primera lleva un traje azul, con la parte de arriba en forma de corsé y falda vaporosa, que la modelo llevó durante el desfile de la colección otoño/invierno 1994 de Versace.

La segunda Barbie lleva puesto un look más reciente, pero igual de importante para la modelo. Es el vestido que uso para la campaña que realizó hace unos años para Balmain y en la que participó por sus amigas Campbell y Crawford.

“Nunca estás muy vieja para jugar con Barbies”, escribió la modelo junto a un video que publicó en su cuenta de Instagram y en el que muestra sus muñecas. “Barbie creó dos mini Claudia, que llevan versiones de dos de mis diseños favoritos de Balmain y Versace”.

Para crear las Barbies, la compañía también recibió la ayuda de Donatella Versace, y de Olivier Rousteing, quienes se encargaron de crear una miniversion de las fabulosas prendas.

Lamentablemente, por el momento la muñeca no estará a la venta.