August 15, 2017 04:02 PM

Las joyas de la corona británica han hecho correr ríos de tinta. Y no solo por lo lujoso de sus perlas, brillantes, zafiros y esmeraldas sino por los significados que tienen cada una, los momentos en los que cada miembro de la realeza las ha lucido y, lo más importante, quién las lleva ahora.

Sin ir más lejos, el anillo con el que el príncipe William le pidió matrimonio a Kate Middleton, un enorme zafiro azul de doce quilates rodeado por catorce diamantes solitarios y oro blanco de 18 quilates, es el mismo que lució Diana en su compromiso con el Príncipe Charles.

Pero sin duda la joya más emblemática que lució la princesa Diana y ahora se ha convertido en la favorita de la futura reina de Inglaterra es la tiara de los Windsor, también conocida como Cambridge Lovers Knot o Queen Mary Tiara. Según reporta PEOPLE, la corona fue un préstamo de la reina Elizabeth como regalo de bodas y después del divorcio de Charles y Diana en 1996, la princesa tuvo que devolverla.

Desde que Diana falleció en un accidente de automóvil el 31 de agosto de 1997, nunca se volvió a ver la Tiara hasta que Kate Middleton la escogió para una cena de gala en diciembre de 2015.

La famosa tiara es una impresionante joya con una línea de perlas en forma de gota que tiene algo más de cien años de antigüedad y que la reina Mary encargó a la legendaria joyería Garrard. Se dice que esta era su pieza favorita, pero, según ha reportado la revista Hola, Diana llegó a reconocer que hasta le daba dolor de cabeza por lo grande que era.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

 

Tal Vez Te Guste

EDIT POST