Lejos de ser algo frívolo, la ropa que utilizamos cuenta una historia sobre nosotros y el mundo que nos rodea. En el caso de la política, elegir un color o un tipo de zapato, nunca se deja al azar.

Por Pilar Sopeséns
Noviembre 04, 2020
Anuncio

¿Llevarías unos pantalones de mezclilla a una boda? ¿Irías vestida de colores a un entierro? La ropa que elegimos dice mucho de nosotros. Lejos de ser algo frívolo y superficial, la moda es un espejo social que cuenta una historia sobre nosotros y lo que nos rodea.

Y la moda también es una forma de hacer política. Desde los pantalones de Coco Chanel que revolucionaron el feminismo en los años 20, hasta la minifalda de los años 60 o el pelo largo en los hombres. Hoy en día ocurre igual. En todas las apariciones de primeras figuras del mundo político, como Melania Trump o Hillary Clinton, se analiza al detalle su look. Aunque no ocurre tanto con los hombres, para las mujeres se trata de un arma de doble filo. Más libertad para expresarse que un traje de chaqueta o una corbata de cierto color, pero también más argumentos para ser criticadas. Aquí analizamos los estilos de varias mujeres inmersas en el mundo de la política para saber qué mensajes nos quieren transmitir y si lo hacen correctamente.

MELANIA TRUMP

Melania Trump tacones
Credit: AFP Contributor

La actual primera dama ha cometido varios errores estilísticos en su papel. Así como cuando escogió lucir unos tacones imposibles en su visita a los afectados del huracán Harvey en Texas. ¿Quién lleva unos stiletto a una zona devastada? Melania. ¿Fue un accidente o quiso desviar la atención de la discusión hacia su calzado intencionadamente? ¿Y qué tal cuando utilizó una parka de Zara con el mensaje “Really Don’t Care. Do you?” (Realmente no me importa ¿y a ti?) para visitar un centro de niños inmigrante no acompañados. Conociendo las políticas de su esposo, realmente parecía una declaración de su ideología.

Melania Trump tacones
Credit: Chip Somodevilla

Pero hay que reconocer que Melania, o sus asesores, tiene buen gusto y buena figura. Algo que apreciamos en todas sus apariciones. Todo le sienta bien: los trajes pantalón, los vestidos largos de gala, el Valentino verde de la convención republicana o el traje de midi  de Gucci que eligió para ir a votar. Siempre acompañada por altísimos tacones de unas 5 pulgadas. Incluso para plantar un árbol en el jardín de la Casa Blanca utilizó unos Louboutin. ¿Cuántos pares de esta marca tendrá la señora Trump?

Melania Trump tacones
Credit: Saul Loeb

MICHELLE OBAMA

Elegante y arriesgada. La esposa de Barack Obama utilizó la fuerza femenina de las faldas y vestidos para contrarrestar el efecto de sus antecesoras, Laura Bush y Hillary Clinton, que abusaron del traje pantalón. Una imagen más real que además utilizó con sabiduría, desplegando su voluntad de embajadora vistiendo de Missoni en Milán o de Kenzo en Japón.

Michelle Obama Kenzo Japón
Credit: Toshifumi Kitamura

Durante la presidencia de Obama, apoyó a diseñadores emergentes y marcas más asequibles, aunque fue fiel a diseñadores como Jason Wu o Narciso Rodríguez, y en los últimos años la hemos visto incluso atreverse con las botas de purpurina de Balenciaga.

Michelle Obama botas Balenciaga
Credit: Dia Dipasupil

En el discurso que realizó en la primera noche de la convención nacional demócrata, la antigua primera dama intentó concienciar de la importancia de ir a votar. Un mensaje que acompañó de un collar dorado, de Bychari, disponible por $295, en el que se leía la palabra VOTE y que rápidamente se hizo viral. Un mensaje nada subliminal por su parte.

Collar VoTE

JILL BIDEN 

En la línea de Michelle Obama hemos visto a la mujer del candidato demócrata, Jill Biden con un aire muy femenino en todas sus apariciones. Con vestidos de estampado floral y elegantes trajes de falda y chaqueta, la ex educadora muestra predilección por colores clásicos y cortes sencillos.

Jill Biden
Credit: Johnny Louis/Getty Images

HILLARY CLINTON 

Tanto en su papel de primera dama como en el de candidata presidencial, el estilo de Hillary ha sido siempre muy masculino. Con trajes pantalón en blanco, negro, azul marino y rojo, parece que ha intentado transmitir un mensaje de “mujer dura”. Durante su campaña electoral la vimos apostar por americanas acampanadas con pantalones rectos - muchos de Ralph Lauren-, sobre todo en azul, el color asociado al partido demócrata. Un maquillaje discreto y un corte de pelo sencillo consolidan su marca personal.

Hillary Clinton
Credit: Melina Mara/The Washington Post via Getty Images

ANGELA MERKEL

Otra adepta al traje dos piezas es Angela Merkel. La canciller alemana luce el mismo estilo de chaqueta, en diferentes colores eso sí, con un pantalón negro. Uno de los retos de las mujeres en política parece ser demostrar que se puede ser inteligente y amar la moda. Merkel con sus elecciones quiere demostrar que las mujeres líderes tienen que seguir vistiendo como hombres, pero pueden jugar con el color. En su guardarropa hemos visto chaquetas azules, verdes, rojas, moradas… siempre de cuello redondo o sin solapas.

Angela Merkel

ALEXANDRA OCASIO-CORTEZ

La representante más joven del Congreso de los Estados Unidos, no solo es famosa por sus característicos labios rojos. Nacida en El Bronx de padres puertorriqueños, la congresista ha reconocido que copia los estilismos de políticas de otras épocas a la hora de escoger sus atuendos. Criticada por lucir ropa de diseñador, Ocasio-Cortez comparte mucho sobre su rutina de belleza en las redes sociales y siempre viste de blanco, símbolo de las sufragistas, en días clave, como el día en que juró el cargo.

Alexandria Ocasio-Cortez
Credit: Saul Loeb

REINA LETIZIA

Otra de las mujeres más criticada y alabada a partes iguales por sus elecciones de estilo es la reina de España. Amante de marcas internacionales como Hugo Boss, en los últimos meses la reina ha querido dar una imagen de austeridad y ha optado por repetir muchos looks, como el vestido rosa de Michael Kors que precisamente lució en su encuentro con los Trump.

Letizia y Melania Trump

En esa línea la hemos visto con bastantes prendas de marcas más asequibles como Zara, Mango o Uterqüe. En cuanto a diseñadores patrios, Felipe Varela ha sido siempre su nombre de cabecera para los eventos más especiales y firma muchos de sus vestidos de gala, como el rojo que lució en su encuentro con la reina de Inglaterra en 2017.

Letizia y la reina Isabel
Credit: WPA Pool

RUTH BADER GINSBURG

Con razón los cuellos eran el símbolo de la jueza de la corte suprema fallecida el pasado septiembre. "La toga estándar está hecha para un hombre porque tiene un lugar para mostrar la camisa y la corbata", explicó en 2009 a The Washington Post Bader Ginsburg, y ella no estaba dispuesta a ocultar su feminidad. Cuando se unió a la Corte en 1993, las mujeres lucían trajes de chaqueta con grandes hombreras que les hacían parecer hombres.

Ruth Bader Ginsburg cuellos
Credit: Mark Wilson(2)/ Chip So

Así que la inclusión en su uniforme de trabajo de este accesorio femenino, fue algo revolucionario. Cada cuello tenía su propio mensaje y los utilizaba según la ocasión, como uno de Banana Republic que se ponía para mostrar su desacuerdo antes alguna decisión de la Corte Suprema, y que utilizó cuando ganó Trump. La marca ha vuelto a lanzar el collar, bautizado como Notorious Necklace, a la venta por $98 y el 100% de sus beneficios se destinan al International Center for research on Women.

Collar Banana Republic Ruth Bader Ginsburg
Credit: Cortesía

Cuando se supo de su gusto por este complemento, sus fans comenzaron a mandarle cuellos como obsequio, que ella lucía con orgullo.

Ruth Bader Ginsburg chaquetas

Una mujer a la que le encantaba la moda y no se avergonzaba de decirlo ni demostrarlo. Sus chaquetas nunca fueron aburridas, tenía una amplia colección de guantes y en sus últimos meses de vida hasta la vimos con unos tacones brillantes.