La joven también se puso extensiones superlargas.

Anuncio

Solo dos meses han pasado desde que inició el 2020 y ya son varias las famosas que han decidido hacerse un cambio de look. Y es que no hay nada más energizante que cambiarse el color de cabello y deshacerse de la melena para llevar un nuevo corte. Este proceso es mucho más constante entre las famosas y nosotras nos seguimos preguntando, ¿cómo aguanta tanto proceso su cabello? Lo cierto es que las celebridades se ponen en mano de los mejores de la industria para así evitar que su pelo se maltrate más de la cuenta. En solo unas semanas hemos visto que famosas como Geraldine Bazán, Alejandra Espinoza y Camila Sodi han estrenado nuevo look y ahora a ese club se une Kylie Jenner.

La joven empresaria es conocida por sus múltiples cambios de color de cabello. La hemos visto con tonos como el rosa y el azul, hasta un morado y también un rubio platino. Pero sorprendentemente el color negro le duró bastante. De hecho, lo llevó desde principios del año pasado. Pero al parecer ya se cansó y decidió volver a ser rubia.

Hace unos días que la joven se encuentra de vacaciones en alguna playa paradisíaca y es ahí dónde la hemos visto lucir y experimentar con su nueva melena, a la cual también le agregó largas extensiones.

Contrario a otras ocasiones, Jenner optó por un rubio menos llamativo que el que le hemos visto antes. Ahora tiene una base rubio cenizo con luces doradas que la verdad le sienta muy bien a su color de piel. De hecho, muchos de sus millones de seguidores le han dicho que es uno de los mejores colores de cabello que ha tenido y hasta le han insistido para que no se lo cambie. Y al parecer ella también lo está disfrutando mucho. Desde sus vacaciones ha estado subiendo muchas fotos en su cuenta de Instagram, y en la mayoría el cabello es el protagonista. Incluso nos llamó mucho la atención verla posando en traje de baño con una cola de caballo que incluía una trenza más larga que la de Rapunzel.

Nosotras también pensamos que este color de pelo le sienta de maravilla, pero teniendo en cuenta que los colores le duran muy poco, es muy posible que de aquí a verano ya tengo otro.