La empresaria ha estrenado una pieza dental decorada con diamantes y ópalos valorada en $18,000.
Anuncio
Kim Kardashian sonriendo tras divorcio
Credit: Photo © 2021 Backgrid/The Grosby Group

No es ningún secreto el opulento estilo de vida de Kim Kardashian. Los seguidores de la empresaria están acostumbrados a verla vacacionar en exóticos destinos, posar en su amplio guardarropa con primeras firmas de diseñadores, y consentirse con carísimos caprichos desde carteras a joyas.

El último derroche de la madre de cuatro ha sido añadir una pieza más a su colección de grills dentales, esas piezas de joyería que se colocan en la boca y que comenzaron siendo características de los artistas de hip hop, aunque con el tiempo su uso se ha extendido a todo tipo de celebridades.

Rihanna, Katy Perry, Miley Cyrus o Rosalía son algunas de las famosas a quienes hemos visto lucir también este tipo de adorno, una nueva manera de presumir de piedras preciosas.  La primera vez que vimos a Kardashian con una de estas joyas fue en 2016, días antes de que le robaran en París varias piezas de su joyero, en una imagen en la que además del grill se ve el inmenso anillo de compromiso regalo de Kanye West, que le fue sustraído en el asalto. 

Después de ese traumático episodio, la socialité decidió no exhibirse con piezas caras en sus redes sociales, aunque poco a poco fue recuperando su estilo ostentoso. En 2018 volvió a sonreír con otras piezas dentales como una con su nombre y otra con una cruz y varios dientes repletos de brillantes. 

En esta ocasión, Kardashian parece haberse dado un capricho de cumpleaños por adelantado (cumple en octubre) y se ha auto regalado una pieza de la firma Gabby Elan, especialista en este tipo de joyería, que ha compartido en su cuenta de Instagram con este mensaje "Nuevo grill con ópalos [mi] piedra de nacimiento". 

En una armoniosa combinación, la pieza ha sido diseñada para cubrir ocho dientes de la mandíbula inferior, con un marco de diamantes y frontal de ópalo. Una piedra de destellos iridescentes en tonos pastel como rosa, azul, amarillo o verde. Ambas piedras preciosas simbolizan fe y confianza, otorgando a quienes las lucen fortaleza interna, un sentimiento que seguramente le vendrá bien a Kardashian, quien está en medio de su proceso de divorcio de Kanye West. 

Según han publicado varios medios, Elan Pinhasov, cofundador de Gabby Elan Jewelry, la joya habría costado unos $18,000: $6,000 por el marco de diamantes pavé, y $12,000 por los ópalos de altísima calidad. Una elegante combinación que habría tardado dos meses en hacerse realidad. 

La marca, famosa por crear estas piezas de joyería dental, elabora brillantes creaciones con precios que oscilan entre los 200 y los 1,200 dólares por diente, y ha diseñado grills para numerosas personalidades como Madonna o Dua Lipa, quien recientemente lució su adquisición decorada con mariposas.

Parece que a pesar de su situación personal y su reciente divorcio, Kardashian tiene una razón -y muy cara- para sonreír.