La empresaria también aseguró que muchas marcas se han beneficiado de las réplicas que hacen de los diseños de su esposo Kanye West.

By Yolaine Díaz
February 20, 2019 06:42 PM

Como todos ya sabemos, Kim Kardashian se ha convertido en el fashion icon de muchas chicas alrededor del mundo. Y es que desde que la socialité empezó a adquirir fama, sus looks también empezaron a llamar la atención y a ser copiados por muchas mujeres. Hoy en día, todo lo que se pone la empresaria de inmediato se vuelve tendencia y todas lo quieren llevar. Incluso, Kardashian también ha revolucionado el mercado de la belleza gracias a las técnicas que sus maquilladores usan al aplicarle maquillaje.

Es esa popularidad y pegue por lo que todos los diseñadores la quieren vestir y por lo que incluso las piezas que usa se agotan en tiempo récord. De hecho, algunas tiendas asequibles se han dedicado a copiar los modelos que lleva la socialité, al igual que los que usan sus hermanas, para luego venderlos a una fracción del precio. Eso fue exactamente lo que pasó con el más reciente look que llevó Kim durante una gala. La empresaria portó un sensual traje negro vintage con reveladores coutouts en la parte superior y abertura frontal de Thierry Mugler.

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La imagen de Kim con este sensual vestido de inmediato se hizo viral y por supuesto de inmediato el modelo fue copiado por la tienda Fashion Nova. Tan solo horas después de que Kardashian fuera fotografiada con el modelo, la compañía anunció que lo tendría disponible e incluso le sugirió a sus clientes que se inscribiera en una lista de espera. Esto enfureció a Kardashian, quien en sus redes sociales expresó su sentimiento al respecto.

“Hace solo dos días tuve el privilegio de usar un vestido vintage único de Mugler y en menos de 24 horas fue copiado y puesto en un site, pero no está a la venta todavía”, escribió la socialité en sus redes sociales. “Tienes que suscribirte a su correo porque el vestido no está ni siquiera disponible todavía. Esta es su forma de que obtener el email de las personas y hacerles creer que hay algún tipo de relación entre ellos y yo. No la hay”.

Hollywood To You/Star Max/GC Images

Kim estaba furiosa y por obvias razones. Incluso, acusó a algunas marcas de también beneficiarse de hacer réplicas de los diseños de Yeezy, la marca de su esposo Kanye West.

“He visto estas compañías hacer dinero con el trabajo que ha hecho mi esposo por muchos años y ahora también están afectando a diseñadores que han sido tan generosos conmigo dándome acceso a su hermoso trabajo. Ya no me puedo quedar callada”, escribió. “Es devastador ver compañías arrancarles el valor a los diseños que tienen la sangre, el sudor y las lágrimas de verdaderos diseñadores quienes han puesto todo en sus ideas originales”.

Advertisement