La empresaria se hizo con la pieza en una subasta, y con su puja dobló el precio estimado de la prenda.
Anuncio

Kim Kardashian debe sentirse en estos momentos como la princesa de Calabasas con su nueva adquisición.

La empresaria compró el pasado miércoles el colgante Attallah en forma de cruz, formado por amatistas y diamantes, en la subasta anual Royal & Noble de Sotheby. Una pieza famosa porque la lució la Princesa Diana en varias ocasiones. 

La estrella de telerrealidad pujó por la joya, con amatistas de corte cuadrado y diamantes circulares de 5,25 kilates, que fue competida por cuatro postores en los últimos cinco minutos de la venta, y se hizo con ella por $197,453, un precio que doblaba lo estimado según la casa de subastas.

Kim Kardashian compra joya Princesa Diana
Credit: Mega/The Grosby Group

"Es una increíble pieza de joyería por su tamaño, color y estilo y seguro causará un gran impacto, tanto si es por fe, por moda- o incluso ambas", compartió en un comunicado el jefe de joyería de Sotheby Londres, Kristian Spofforth. "Estamos encantados con que esta pieza haya encontrado una nueva vida en las manso de otro nombre mundialmente famoso". 

Varias fuentes han confirmado a la revista People que Kim se siente honrada de tener una pieza de joyería llevada pro la fallecida princesa. La cruz se suma a una creciente colección de joyería que Kardashian estaría componiendo con prendas que alguna vez llevaron o pertenecieron a mujeres icónicas que inspiran a la mediática Kardashian.

La princesa Diana, madre de William y Harry, poseía una exquisita y extensa colección de joyas, muchas de las cuales pasaron a formar parte de los joyeros de sus nueras, Kate Middleton y Meghan Markle, aunque dicha cruz no era de su propiedad.

Kim Kardashian compra joya Princesa Diana
Credit: Tim Graham Photo Library via Getty Images

la lució en varias ocasiones, una de las más recordadas fue la gala benéfica para la organización Birthright, en 1987, que trabaja para la protección de los derechos humanos durante el embarazo y el parto. En este evento modeló un vestido de terciopelo morado con cuello victoriano, de Catherine Walker, y colgó la increíble pieza de un collar de perlas. 

Según el comunicado de Sotheby, la pieza de estilo fleurée, que se distingue por los detalles de diseño floral, fue creada por los joyeros de la corte Garrard en la década de 1920. Años más tarde la compró Naim Attallah, exdirector ejecutivo de Garrard y amigo de la princesa, a quien a menudo prestaba la joya durante los años 80. La cruz solo fue llevada por Lady Di y tras su muerte, desapareció de la vida pública, hasta ahora.

Kim Kardashian compra joya Princesa Diana
Credit: Gotham/Getty Images

No es la primera vez que Kardashian muestra su pasión por objetos famosos de la historia contemporánea. En la pasada gala del MET y rodeada de polémica, la socialité portó el vestido que Marilyn Monroe llevó para cantar Happy Birthday a John Fitzgerald Kennedy, para lo que se sometió a una terrible dieta, tuvo que decolorar su cabello durante 14 horas para lograr el rubio platino de la actriz y a pesar de sus esfuerzos por caber en la prenda acabó causando ciertos desperfectos, por lo que fue duramente criticada. 

Kim Kardashian compra joya Princesa Diana
Credit: Rachpoot/Bauer-Griffin/GC Images

También la hemos visto luciendo joyas en forma de cruz previamente, con gargantillas de sus amigos Dolce & Gabbana, encargados de vestir al clan en la boda italiana de Kourtney, y recientemente en el bar mitzvah de su sobrino Mason

Kim Kardashian compra joya Princesa Diana
Credit: Daniele Venturelli/WireImage

Lo cierto es que con un estilo que dista mucho del de la princesa Diana, estamos deseando ver cómo Kim combina su nueva y preciosa compra.