La empresaria recibió de Kanye West dos anillos de compromiso valorados en millones de dólares. ¿Qué ocurrirá con la joya (el otro se lo robaron en París) ahora que se divorcian?

Anuncio

Ahora que Kim Kardashian ha presentado oficialmente la demanda de divorcio de Kanye West y conocemos algunos detalles, como que han llegado a un acuerdo sobre la custodia de sus cuatro hijos, no podemos evitar preguntarnos qué pasará con algunos de los bienes que han compartido en este tiempo. 

Suponemos que la millonaria pareja tiene un acuerdo prenupcial que dicta qué propiedades se quedarán cada uno de ellos. No creemos que sea una cuestión de dinero, pues ambos cuentan con una sana cuenta corriente gracias a sus negocios, sino que los desacuerdos podrían generarse por temas sentimentales.

Por ejemplo, ¿qué ocurrirá con las joyas que le ha regalado el rapero a la empresaria en estos años? Brazaletes de Cartier, bolsos Birkin personalizados... En concreto, ¿qué ocurrirá con su anillo de compromiso? Por ejemplo, Kris Humphries, el jugador de la NBA y primer marido de Kardashian, se quedó con el anillo de pedida.

Recordemos que la socialité ha recibido no uno, sino dos anillos de compromiso del cantante, aunque el segundo fue robado en París. Repasemos cómo son estos anillos. 

En octubre de 2013, para el cumpleaños de Kardashian, West alquiló el estadio de baseball de los Giants de San Francisco en un grandioso gesto romántico para pedir la mano de la madre de su hija North. En ese momento, le hizo entrega de un solitario de 15 quilates que el mismo había diseñado junto a Lorraine Schwartz

Hay que tener en cuenta que las propiedades que determinan la calidad y por tanto el precio, de un diamante son: la talla, el color, la pureza y los quilates. Lo que en inglés se conoce como las cuatro C's: cut, color, clarity and carat weight

Este primer anillo, destaca según los expertos por la pureza de la gema principal. Un diamante sin defectos es excepcionalmente raro. Se estima que solo el 0,001% de los diamantes cumplen estas características. Respecto al color, es el más transparente posible, lo que añade más valor a la joya. El super diamante, de corte ovalado, está engarzado en un sencillo aro de oro decorado con pequeños diamantes y el nombre de su hija North. Desde luego, Kanye no reparó en gastos con esta alianza, valorada entre 2 y 4 millones de dólares y que Kardashian lució en su boda en Italia en el 2014.

Kim Kardashian anillo de compromiso
Credit: Getty Images

Aún así, parece que el creador de Yeezy pensó que nada era suficiente para su amada y en 2016 le presentó una versión "mejorada" de anillo de compromiso. También en colaboración con la diseñadora Lorraine Schwartz, crearon una joya mayor que la anterior, con un diamante de 20 quilates. 

Lo vimos por primera vez en la aparición de Kardashian en los premios VMA. Con un corte esmeralda y un contorno más definido que el anterior, también se trataba de una piedra de gran pureza. Pese al mayor tamaño, su valor se estima entre los 1.5 y 2 millones de dólares.

Kim Kardashian anillo de compromiso
Credit: Jeff Kravitz/FilmMagic)

El corte esmeralda es uno de los más clásicos en joyería y se caracteriza por ser la piedra rectangular con los bordes cortados. Al ser tan grande, se puede admirar la transparencia y claridad de la joya, cristalina, y el reflejo de la luz en los cortes facetados, como si se tratara de una habitación llena de espejos.

Para el horror de la pareja, este anillo fue robado en París ese mismo año, cuando la empresaria de belleza sufrió un atraco en un hotel en el que temió por su vida. Desde entonces, Kim no ha vuelto a lucir tan alegremente sus joyas más valiosas ni a presumirlas en redes sociales.

Kim Kardashian anillos de compromiso
Credit: Getty Images

No olvidemos que Kim estuvo casada -y comprometida- previamente con el jugador  de baloncesto Kris Humphries, quien se declaró con un anillo también diseñador por Lorraine Schwartz. Una alianza con un diamante central de 16 quilates aproximadamente, con otros dos diamantes de corte trapecio a los lados de unos 3 quilates cada uno. El precio de esta joya se estima entre 1.5 y 2 millones de dólares, aunque en 2013, cuando Humphries lo subastó por una causa benéfica solo consiguió $749,000. El primer matrimonio de Kardashian solo duró 72 días.

Pase lo que pase con estas joyas, seguro pasarán a la historia como algunos de los anillos de compromiso más caros de las celebridades. ¡Aprovéchalo Kim!