La empresaria se apuntó a la tendencia del "vestido desnudo" para celebrar el lanzamiento de la línea del cuidado para la piel de su hermana Kim Kardashian.
Anuncio

Para celebrar el lanzamiento de la línea de cuidado para la piel de su hermana Kim Kardashian, Khloé apostó por un arriesgado estilo que le permitió presumir su esbelta figura. 

La también empresaria lució un conjunto de body y leggins en color piel, con estampados que simulaban ser tatuajes de diferentes estilos repartidos por toda la prenda y creando la ilusión óptica de que el cuerpo de la menor de las Kardashian estaba recubierto de tinta. 

Y si en su fiesta de cumpleaños fue Kim quien le robó protagonismo con su atuendo, en esta ocasión fue ella la que se convirtió en el centro de todas las miradas posando de manera muy sensual sobre un banco de mármol.

Nos han encantad los detalles del traje de Kardashian, quien últimamente ha preocupado a sus seguidores por su extrema delgadez. En el pantalón podemos observar un pájaro con las alas abiertas situado en el bajovientre, un tigre en el muslo, rosas por las piernas y en la parte superior, una virgen de estilo realista en el brazo, más flores, un mandala, y en pecho una cruz y las palabras "no mercy". 

Las llamativas piezas son de la firma ucraniana Ttswtrs, una abreviatura de "tanto sweaters", que cuenta con ropa inspirada por "la percepción del cuerpo como un lienzo", según la web de la marca y cuya idea explica la diseñadora Anna Osmekhina¨"Empezamos con la idea de crear una ilusión óptica del cuerpo desnudo cubierto de tatuajes".

"SKKN anyone?", escribió la socialite bajo las imágenes. Kardashian combinó el conjunto con sandalias transparentes de Yeezy y grandes aros dorados. La emprendedora, quien el lunes celebró su cumpleaños, también compartió algunas fotos posando con amigas que asistieron al evento, como Jen Atkin, Sara Foster o Jennifer Meyer, así como con su hermana Kim, quien eligió un atuendo plateado con originales tacones para la ocasión y una larguísima trenza rubio platino. 

En algunas de las instantáneas, en las que posa de pie o sentada, también le pudimos ver en extravagantes posturas, como tumbada levantando el trasero, o semi arrodillada en el suelo, de manera que sus esculpidos glúteos quedaban bien definidos y marcados después de que se rumoreara que se había quitado sus implantes.

La elección de estilo de la cofundadora de The Good American es así la última celebridad en sumarse a la tendencia del "vestido desnudo", a la que ya se han apuntado famosas como su hermana Kylie Jenner, Cardi B, Miley Cyrus, Bella Thorne o Demi Lovato entre otras, y que consiste en lucir prendas que crean el trampantojo de que su portadora va desnuda. 

¿Qué te parece su look?