El diseño de Rami Kadi dejaba muy pero que muy poco a la imaginación. Mira las imágenes y juzga por ti mismo.

Por Redacción People en Español
Febrero 25, 2019
Anuncio

La noche de los Oscar es, además de obviamente la noche grande del cine, el evento de moda más importante del año con permiso de la gala del Met. Esta alfombra roja y la del afterparty de Vanity Fair al que acuden todas las celebridades después de la ceremonia de entrega de los premios acapara año tras año las miradas de fashionistas, diseñadores y curiosos ávidos de analizar con lupa cada detalle de cada look y el que escogió Kendall Jenner anoche seguro no los ha dejado indiferentes.

La modelo del clan Kardashian decoró sus 5 pies y 10 pulgadas con un escueto vestido negro del diseñador libanés Ramo Kadi que dejaba muy poco a la imaginación.

De frente, de lado o visto desde detrás, el vestido era tan abierto en la zona de la cadera que fue inevitable que la modelo terminara enseñando la ropa interior. ¡Y menos mal que llevaba algo!

Aunque ella trataba de cubrirse y colocar el vestido cuando posó delante de las decenas de fotógrafos que asistieron al evento, no hubo manera de que al cambiar de pose y salir de la zona de posados mostrara toda su retaguardia.

El vestido estaba decorado con unos flecos dorados en los lados de la cadera que llamaban aún más la atención sobre la zona que quedaba al descubierto. Eso sí, te guste o no su look, hay que reconocer que la modelo tiene unas piernas espectaculares principio a fin, ¡normal que quiera presumirlas!

¿Y a ti, qué te pareció el polémico vestido?