Acompañados de sus tíos los condes de Wessex, los duques de Cambridge hicieron su primera aparición oficial tras la retirada de los duques de Sussex. Se les vió relajados, sonrientes e incluso divertidos. Kate Middleton iba guapísima con un look de total red.

Por Nuria Domenech
Enero 20, 2020
Anuncio

Este lunes los duques de Cambridge celebraron en el palacio de Buckingham la primera recepción oficial desde que este fin de semana se diera por cerrada la operación del Megxit, que supuso el fin de los duques de Sussex como representantes de la reina Isabel. El motivo de esta recepción fue la cumbre celebrada en Londres de UK-Africa Investment.

El príncipe William y Kate Middleton estuvieron acompañados por sus tíos, los duques de Wessex, el príncipe Eduardo y su esposa Sophie, quien cumplía hoy cincuenta y cinco años. Al contrario que Meghan y Harry, ellos sí trabajan a tiempo completo como senior royals en representación de la soberana.

Había mucha expectación ante cómo se verían el lunes William y Kate Middleton, quien celebró su cumpleaños la semana pasada durante el día más álgido de la crisis del Megixt, y tras el comunicado de Isabel II el sábado y el discurso de Harry el domingo.

Una vez más los duques de Cambridge bordaron su papel e hicieron uso de esa flema británica a la que no pudo acostumbrarse Meghan Markle. William y Kate lucieron como reyes, algo que serán literalmente algún día, relajados y distendidos, sin que en sus rostros asomara en ningún momento la tensión que están viviendo estos días.

“Cuando tuve que calibrar el mejor lugar para pedirle la mano a Kate, no pude pensar en un lugar mejor que en Kenya” dijo William en la recepción. Kate eligió para recibir a los africanos un favorecedor vestido rojo de lentejuelas, el Aurora Sequin Gown de Needle & Thread. Completó su look de total red, zapatos incluídos, con su carismática melena suelta y ondulada.

“Esta cumbre demostrará la fortaleza de las relaciones entre el Reino Unido y África. En ella se destacará el amplio abanico de las buenas oportunidades de inversión que existen en el continente africano y el compromiso que tiene el Reino Unido en apoyar su desarrollo económico, a través de la creación de empleo y nuevas asociaciones”, dijo hace unos días el palacio de Kensington en un comunicado.