La duquesa de Cambridge eligió el elegante look para asistir al Royal Ascot.
Anuncio

Kate Middleton siempre da mucho de qué hablar con los looks que lleva. Si bien es cierto que algunas veces lleva ropa causal y nada especial, son muchas más las ocasiones en las que nos cautiva con sus espectaculares atuendos. Lo mejor de todo es que, aunque la vemos llevando costosas piezas de diseñador, muchas veces también porta ropa de marcas como Zara y Mango. Algo que la hace más cool y alcanzable para todas las mujeres que la admiran.

Ahora bien, cuando para asistir a algún evento elige un look inspirado en su suegra, la princesa Diana, el efecto entre la prensa y sus admiradores es aún más impactante. Eso fue lo que ocurrió durante su más reciente aparición en una de las actividades del Royal Ascot. Resulta que la duquesa de Cambridge causó sensación al llegar con un vestido blanco con lunares negros de de Alessandra Rich, combinado con zapatos marrones de punta y un fabuloso fascinator marrón con aplicaciones florales.

Middleton lucía increíble con este look y como era de esperarse, acaparó todas las miradas. Pero lo que realmente llamó más la atención fue que al parecer se inspiró en un icónico look de la desaparecida princesa de Gales.

Kate Middelton, royal ascot, vestido de lunares
Credit: Mark Cuthbert/UK Press via Getty Images
Diana At Ascot
Credit: Jayne Fincher/Princess Diana Archive/Getty Images
Kate Middelton, royal ascot, vestido de lunares
Credit: Chris Jackson/Getty Images
Diana, Princess of Wales - The Royal Ascot Race meeting 1988
Diana, Princess of Wales - The Royal Ascot Race meeting 1988
| Credit: Julian Parker/UK Press via Getty Images

Fue para uno de los eventos del Royal Ascot, pero en 1988, cuando Lady Di llegó ataviada con un vestido blanco con lunares negro de Víctor Edelstein, fascinador a juego y zapatos blanco y negro.

Para hacer este momento aún más especial, Middleton llevó unos aretes de diamantes y perlas que en su momento pertenecieron a la querida princesa.  Sin duda alguna, la duquesa sabe muy bien cómo llegar al corazón de los ingleses, y de todas las personas alrededor del mundo que aman y admiran a la querida princesa del pueblo.