Con un elegante atuendo, la nueva princesa de Gales muestra que el periodo de luto tras la muerte de la reina Isabel II ya ha terminado y que puede vestir colores además del negro. ¡Mira el detalle que tuvo en memoria de la princesa Diana!
Anuncio

Este martes, el príncipe William y Kate Middleton hicieron su primera visita oficial a Gales después de que Carlos III los nombró príncipe y princesa de Gales, respectivamente. El look de Kate no pasó desapercibido ya que demostró que el período de luto por la muerte de la reina Isabel II ya ha terminado.

Middleton, quien llevaba vistiendo de luto desde la muerte de la monarca el pasado 8 de septiembre, ha vuelto a lucir colores vibrantes y esta ocasión optó por un abrigo con botones dorados y en color rojo, uno de los tonos emblema del dragón de Gales. Disponible en www.lkbennett.com por $1,080.

Cabe resaltar que el gabán es un diseño de L.K. Bennett que tiene por nombre Spencer, precisamente el apellido de su fallecida suegra y anterior princesa de Gales, la princesa Diana. 

Middleton combinó el abrigo con un top y unos pantalones negros ligeramente acampanados y de talle alto. Para el calzado, optó por unos zapatos en puntas también en negro.

Los complementos también eran del mismo color, llevó un bolso de piel de Grace Han y un sencillo cinturón. En cuanto a las joyas, usó los pendientes de oro reciclado de Spells of Love, disponibles en www.spellsoflove.co.uk por $65.

Kate Middleton, princesa de Gales
Kate Middleton y el príncipe William
Kate Middleton
Left: Credit: Chris Jackson/Getty Images
Center: Credit: Samir Hussein/WireImage
Right: Credit: Getty Images / Samir Hussein

Según reportes de People, la pareja lo primero que hizo a su llegada a Gales fue dirigirse a la estación de botes salvavidas RNLI Holyhead para reunirse con miembros de la tripulación, voluntarios y algunas personas que han recibido ayuda de la unidad local.

Por la tarde, la pareja real se dirigirá hacia el sur, a la ciudad costera de Swansea, para visitar una iglesia remodelada que se ha transformado en un próspero centro comunitario que alberga un banco de alimentos que brinda apoyo a más de 200 personas por semana y que distribuye artículos esenciales artículos para madres vulnerables de toda la ciudad.